Irak: Maliki desafía a sus opositores | El Mundo | DW | 11.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: Maliki desafía a sus opositores

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, dijo que demandaría al presidente del país, Fuad Massum, por violar la Constitución. Acto seguido, ordenó a las fuerzas de seguridad apostarse en puntos estratégicos de Bagdad.

Durante una alocución tan sorpresiva como incendiaria, el primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, anunció que demandaría al presidente del país, el kurdo Fuad Massum, ante la Corte Federal por violar la Constitución. Acto seguido, Maliki ordenó que las fuerzas de seguridad nacional se apostaran en puntos estratégicos de Bagdad, la capital del país. Policías y soldados leales al primer ministro bloquearon varios puentes y asumieron posiciones de defensa en el barrio diplomático de la ciudad. Testigos presenciales dicen ver tanques de guerra en las vías públicas.

Algunos analistas describen este gesto del chiíta Maliki como una bravuconada, una “exhibición de músculo” para enfatizar su reticencia a entregar el poder. En su discurso, transmitido por la televisora estatal a primera hora de este 11 de agosto (hora local), Maliki insistió en que no abandonaría su cargo y acusó a Massum de violar la Carta Magna iraquí al no nombrarlo jefe de Gobierno. Maliki ganó las elecciones parlamentarias de abril con su partido, pero no cuenta con la mayoría necesaria para asumir la jefatura del Gobierno.

Tensión en Bagdad

Según el iracundo primer ministro, Massum dejó pasar la fecha y hora fijada para persuadir al bloque político dominante de formar Gobierno con Maliki a la cabeza. Washington no ha tardado en reaccionar, declarando explícitamente que apoyará al presidente Massum como “garante de la Constitución” y también a un candidato a primer ministro que pueda “construir un consenso nacional”. Esas fueron las palabras de Brett McGurk, hablando en nombre de la Secretaría de Estado vía Twitter.

Durante meses, Maliki ha ignorado el clamor de sunitas, kurdos y hasta de chiítas, quienes le han pedido que se haga a un lado voluntariamente para cederle su puesto a una figura menos polarizante. También Estados Unidos, Irán y los principales clérigos iraníes le han pedido que se aparte del cargo para permitir que Irak tenga un Gobierno de unidad en que la diversidad de la población se vea representada.

ERC ( dpa / AFP / Reuters )

ADVERTISEMENT