Irak: combate contra ISIS llega a las puertas de Bagdad | El Mundo | DW | 12.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: combate contra ISIS llega a las puertas de Bagdad

Se registraron enfrentamientos en Bakuba, a escasos 60 kilómetros de la capital iraquí. El Ejército, en todo caso, ha hecho retroceder a los islamistas.

Hasta apenas 60 kilómetros de la capital de Irak, Bagdad, han llegado este jueves (12.06.2014) los combates entre el Ejército y los islamistas del Estado Islámico de Irak y Siria, pese a que las fuerzas armadas han reivindicado algunos éxitos en otras regiones del país, ante el avasallador progreso inicial de los rebeldes, que pretenden crear un estado islámico en territorios iraquíes y sirios.

El sitio web Al Sumaria News aseguró que los combates ocurrieron en Bakuba y otros lugares de la provincia de Diyala, choques armados en los que habrían muerto unas 50 personas. Tras los enfrentamientos, los milicianos habrían escapado. “El resto de las tropas del ISIS dejaron atrás a sus muertos y huyeron en dirección a Saladino”, de acuerdo al Ejército. Junto a las tropas regulares lucharon “miles de combatientes de clanes” en Bakuba, dijeron fuentes de seguridad.

Asimismo, el gobierno anunció en la televisión estatal que sus fuerzas habían logrado recuperar totalmente la ciudad de Tikrit, que el miércoles había caído en manos de los yihadistas. Reportes de prensa aseguran que el Ejército, junto a funcionarios de la policía, se enfrascó en duros combates con los integrantes de ISIS, que habrían perdido en la lucha unos 60 vehículos.

Militares prisioneros

Como contrapartida, ISIS subió a Youtube un video donde se ve a cientos de hombres desarmados avanzando en columnas por una carretera. Según una voz en off, se trataría de soldados iraquíes que se rindieron en una base ubicada en Speicher, a unos 15 kilómetros de Tikrit. La veracidad de la grabación no ha podido ser confirmada. Al mismo tiempo, los 31 camioneros turcos que estaban secuestrados por ISIS fueron puestos en libertad, aunque la información no ha sido refrendada por el gobierno de Turquía.

Los islamistas también anunciaron que sus fuerzas ingresaron a Samarra, a unos 130 kilómetros de Bagdad. Su portavoz, Abu Mohamed al Adnani, llamó a los combatientes a avanzar sobre la capital y atacar las ciudades de mayoría chiita de Nayaf y Kerbala. “Marchen sobre Bagdad, donde tenemos una deuda que saldar”, dijo en un mensaje. “No cedan ni un milímetro de los que han liberado si no es por encima de sus cadáveres”.

En un intento por hacer frente a la delicada situación, el primer ministro Nuri al Maliki solicitó hace dos días al Parlamento aprobar el estado de emergencia. Sin embargo, este jueves las deliberaciones fracasaron debido a la ausencia de numerosos diputados, necesarios para alcanzar el quórum para constituir el pleno. Algunos parlamentarios se niegan a otorgar más poder al primer ministro chiita, cuestionado por un estilo que es calificado de autoritario.

Tropas peshmerga se hicieron con el control de Kirkuk.

Tropas peshmerga se hicieron con el control de Kirkuk.

Kurdos se hacen fuertes en Kirkuk

Según la televisión kurda, el ISIS se hizo con unos 320 millones de euros del Banco Central en Mosul, tras conquistar la ciudad el martes 10 de junio, lo que hizo que medio millón de personas huyeran en pocas horas del control de los extremistas. De confirmarse el botín, ISIS se convertiría en la organización terrorista más rica, por delante de Al Qaeda, cuyos activos son calculados entre 50 y 280 millones de euros.

Por otro lado, la organización de derechos humanos Human Rights Watch acusó a los insurgentes de perpetrar ataques con bomba en zonas residenciales, ejecuciones masivas, torturas, discriminación de mujeres y destrucción de propiedad de iglesias. Algunos serían crímenes contra la humanidad, señaló la organización. “Es muy preocupante la perspectiva de que el ISIS pueda repetir las atrocidades que ya ha cometido en otras partes de Irak y dictar las mismas normas vergonzosas e intolerables”, dijo el vicedirector de la organización responsable de Cercano Oriente, Nadim Houry.

Mientras, combatientes “peshmerga”, que actúan como fuerza de seguridad en el norte autónomo kurdo de Irak, tomaron el control de la ciudad petrolera de Kirkuk, luego de que las tropas del gobierno abandonaran sus puestos. “No hay rastros del Ejército en Kirkuk ahora”, dijo un portavoz. Los kurdos, en esta oportunidad, estarían dispuestos a colaborar con el gobierno para combatir a los islamistas, pero de cualquier modo el futuro de Irak como un estado unificado está en grave riesgo.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad