Irán y OIEA, sin acuerdo para control internacional de Parchin | El Mundo | DW | 27.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán y OIEA, sin acuerdo para control internacional de Parchin

Irán sigue negando el acceso a los inspectores internacionales a la instalación de Parchin. No se ha alcanzado un acuerdo con el OIEA. Adicionalmente, el país persa construirá al menos una nueva planta nuclear.

Central de Bushehr.

Central de Bushehr.

Irán sigue negando el acceso a los inspectores internacionales a la instalación de Parchin: por ahora no se alcanzó ningún acuerdo al respecto con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), dijo el director del programa nuclear iraní, Ferejdun Abbasi, a la agencia de noticias Isna.

Teherán aún no recibió los documentos necesarios que justificarían un control de Parchin, dice Abbasi.

Teherán aún no recibió los "documentos necesarios" que justificarían un control de Parchin, dice Abbasi.

"El OIEA fue empujado por algunos países a controlar la instalación de Parchin, pero no nos hemos puesto de acuerdo", señaló argumentando que Teherán aún no recibió los "documentos necesarios" que justificarían un control.

Según Abbasi, Irán quiere también implementar el plan para construir otra central nuclear en la ciudad portuaria sureña de Bushehr, donde ya existe una central atómica de 1.000 megavatios construida por Rusia, pero que aún no está totalmente en funcionamiento.

"Planeamos la construcción de la nueva central de 1.000 megavatios para el próximo año, pero para ello necesitamos ayuda extranjera", dijo Abbasi. Irán y Rusia hablaron en varias ocasiones para una colaboración para la segunda central, pero sin resultados concretos.

También las primeras investigaciones para un reactor de 360 megavatios en Darchowein, cerca de Bushehr, han concluido y pronto comenzará la siguiente fase, anunció Abbasi.

La eterna preocupación: ¿un programa armamentístico nuclear?

El OIEA teme que Irán esté intentando borrar las huellas de un programa armamentístico nuclear en la instalación de investigación de Parchin, donde se observó un movimiento sospechoso últimamente que hace pensar que Irán quiere evitar un registro en profundidad, señaló la organización de Viena.

Tras Bagdad, las negociaciones continuarán el 18 y 19 de junio en Moscú.

Tras Bagdad, las negociaciones continuarán el 18 y 19 de junio en Moscú.

Aparte del acceso a instalaciones militares cerca de Teherán, el OIEA exige que Irán deje de enriquecer uranio al 20 por ciento, lo que considera un paso importante en dirección hacia un mayor enriquecimiento que permitiría fabricar uranio utilizable en la fabricación de armas nucleares.

Sin embargo, Abbasi quitó importancia al descubrimiento por el OIEA de uranio enriquecido al 27 por ciento en la instalación subterránea de Fordo y señaló que se trató de un fallo técnico que hizo que el enriquecimiento fuera mayor al deseado.

Las negociaciones entre representantes de la comunidad internacional y de Irán sobre el controvertido programa nuclear persa continuarán el 18 y 19 de junio en Moscú, tras la fase celebrada esta semana en Bagdad.

DW recomienda