Irán: severa derrota de Ahmadineyad | El Mundo | DW | 03.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán: severa derrota de Ahmadineyad

Un grupo de adversarios de Ahamadineyad conquistó la mayoría de los 290 escaños en el Parlamento. Fortalecido salió el sector conservador en torno al presidente del Parlamento, Ali Larijani.

Quelle. Fars

Ali Larijani: su nombre suena fuerte para disputarle la presidencia a Ahmadineyad.

En las elecciones legislativas celebradas el viernes en Irán, el presidente Mahmud Ahmadineyad sufrió una severa derrota: tres cuartas partes de los votantes sufragaron a
favor del bloque conservador que lidera el presidente del Parlamento Ali Lariyani, informó hoy el canal estatal PressTV.

Según estas cifras, se aseguran al menos 112 de los 290 escaños del Parlamento. Por el contrario, los seguidores de Ahmadineyad sólo habrían conseguido diez escaños.

La participación, según el Ministerio del Interior, fue del 64,2 por ciento. La oposición, que había pedido boicotear los comicios, duda incluso de ese dato.

Ali Larijani, el ex negociador jefe en materia nuclear, se presentó por la ciudad de Ghom, a 140 kilómetros al sur de Teherán, y que está considerada uno de los bastiones de la cúpula religiosa.

Larijani actualmente es el presidente del Parlamento y su nombre suena fuerte para disputarle la presidencia a Ahmadineyad en las elecciones que se celebrarán el año próximo.

La oposición boicoteó las elecciones

Los conservadores han conseguido 30 escaños en la capital, Teherán, considerada una de las plazas políticamente más importantes.

Ali Laridschani und Mahmud Ahmadinedschad

Ali Larijani (izq.) y Mahmud Ahmadineyad: disputa entre conservadores.

Ni siquiera Parvin, la hermana de Ahmadineyad, salió elegida en Garmsar, la localidad natal del mandatario. Por ahora se desconoce cuándo se darán a conocer los primeros resultados oficiales.

Los comicios legislativos son un importante test para Ahmadineyad, así como para las autoridades religiosas de este régimen teocrático.

La oposición, integrada sobre todo por reformistas y gente joven, pidió boicotear los comicios. La cúpula iraní intentó por todos los medios lograr una alta participación.

dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda