Irán instala equipos para acelerar enriquecimiento de uranio | El Mundo | DW | 18.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán instala equipos para acelerar enriquecimiento de uranio

Mientras el nuevo presidente de Irán insta a la cautela en la política exterior, el jefe saliente del programa atómico persa anuncia la instalación de nuevas centrifugadoras para acelerar el enriquecimiento de uranio.

El jefe saliente de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI), Fereydoun Abbasi-Davani, dijo este sábado (17.8.2013) que su país había instalado 1.000 nuevas centrifugadoras IR-2m para acelerar significativamente el proceso de enriquecimiento de uranio en territorio persa. Abbasi-Davani especificó que, de las 17.000 centrifugadoras IR-1 que posee el Estado iraní –las de primera generación–, 10.000 ya están en funcionamiento y 7.000 están preparadas para iniciar sus operaciones.

Las declaraciones de Abbasi-Davani no han sido confirmadas por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena; pero la encargada de las relaciones diplomáticas de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, llamó al nuevo ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Javad Zarif, para felicitarlo por su nombramiento e insistir en que el bloque comunitario seguía dispuesto a solucionar el conflicto internacional en torno al programa nuclear iraní.

Varios Estados occidentales han acusado a Irán de desarrollar tecnología para fabricar armas atómicas –algo que Teherán ha negado, aunque no de manera convincente– y le han impuesto un embargo parcial para presionar al país asiático a abrir las puertas de sus instalaciones nucleares. Pero la comunidad internacional tiene la esperanza de que el nuevo presidente persa, Hasan Rohani, esté más abierto al diálogo que su predecesor, Mahmud Ahmadineyad.

La comunidad internacional tiene la esperanza de que el nuevo presidente iraní, Hasan Rohani, esté abierto al diálogo en materia nuclear.

La comunidad internacional tiene la esperanza de que el nuevo presidente iraní, Hasan Rohani, esté abierto al diálogo en materia nuclear.

¿Apertura en Irán?

Algunos indicios justifican esas expectativas. Este 17 de agosto, Rohani aprovechó la ceremonia de presentación de su ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif, para pedir una política exterior más moderada que la de Ahmadineyad. “Cualquier pequeño error en estas lides podría costarnos muy caro”, dijo Rohani y agregó: “la política exterior no es el lugar para eslóganes populistas”. La palabra clave del hombre fuerte de Teherán: mesura.

Rohani advirtió además que no todo el que ocupe un puesto oficial en Irán debe manifestarse sobre temas de política exterior porque, al final, “el precio de hacerlo no lo pagan ellos, sino el pueblo”. Con eso aludía tácitamente a las sanciones que ya pesan sobre Irán y perjudican a la economía del país. Ya en su primera rueda de prensa tras asumir el cargo, Rohani se había mostrado conciliador y dispuesto a zanjar cuanto antes la disputa nuclear que tiene abierta con algunos países occidentales.

Rohani y el nuevo jefe del programa atómico persa, Ali Akbar Salehi, anunciaron sus planes de cooperar más con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y hacer que el diálogo sea más transparente. Además de reanudar las negociaciones sobre temas técnicos con la OIEA, en septiembre está previsto que sean retomadas las conversaciones políticas entre Irán, Alemania y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad