Iota se disipa, pero amenaza a Centroamérica con más lluvias e inundaciones | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 18.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Iota se disipa, pero amenaza a Centroamérica con más lluvias e inundaciones

Las autoridades de Nicaragua reportaron la muerte de cuatro personas, lo que elevó a 14 el número de fallecidos en el país. Asimismo, se registraron dos víctimas fatales en Colombia, una en Panamá y una en El Salvador.

Los países centroamericanos comenzaron este miércoles (18.11.2020) a ver una mejoría del tiempo, tras sufrir el violento impacto del ciclón Iota, que se disipó sobre El Salvador después de dejar al menos 14 muertos, poblados inundados y daños a la infraestructura vial.

Este miércoles las autoridades de Nicaragua reportaron la muerte de cuatro personas, incluyendo tres niños, por un derrumbe en un macizo en el departamento norteño de Matagalpa, lo que elevó a 14 el número de fallecidos por el ciclón.

Asimismo, dos personas perdieron la vida en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, uno en Panamá y otro en El Salvador.

El huracán causó destrozos en Puerto Cabezas, Nicaragua

El huracán causó destrozos en Puerto Cabezas, Nicaragua

Desde que tocó tierra el lunes en el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 5 la máxima en la escala Saffir-Simpson, Iota, el segundo ciclón del mes después de Eta, inundó viviendas y extensas regiones de cultivos, derribó árboles, dejó incomunicados decenas de poblados y provocó daños en carreteras.

Tras degradarse a tormenta tropical sus "remanentes de humedad asociados" se ubican a 35 km al oeste-noroeste de San Salvador, informó el ministerio del Ambiente de ese país.

En Puerto Cabezas, Nicaragua, los residentes buscaban qué rescatar de entre los escombros

En Puerto Cabezas, Nicaragua, los residentes buscaban qué rescatar de entre los escombros

En San Salvador, aunque el peligro de las lluvias se mantiene, la comisionada presidencial Carolina Recinos destacó que el "trabajo de prevención", con evacuaciones oportunas, evitó que el país sufriera más víctimas.

De zonas de alto riesgo fueron evacuadas 880 personas a 230 albergues distribuidos en todo El Salvador.

El gobierno colombiano declaró este miércoles la situación de desastre en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

rrr (afp/efe)

DW recomienda