Investigan a expresidente de Volkswagen por delito fiscal | Europa al día | DW | 29.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Investigan a expresidente de Volkswagen por delito fiscal

La fiscalía de la ciudad alemana de Brunswick investiga al expresidente ejecutivo de la automotriz Volkswagen Martin Winterkorn por sospecha de delito fiscal. Según señala este domingo el periódico Bild am Sonntag, las pesquisas giran en torno a transferencias de unos diez millones de euros (11,6 millones de dólares) efectuadas en los últimos dos años a cuentas bancarias en Suiza.

El periódico se basa en documentos de la investigación en los que consta la sospecha de que no fueron pagados los impuestos correspondientes.

El abogado de Winterkorn, Felix Dörr, rechazó los cargos en declaraciones a la publicación. "El dr. Winterkorn es totalmente libre de disponer sobre su patrimonio. Es su decisión sumamente personal cómo se administra su patrimonio y a través de quién (...) A juicio del asesor impositivo del dr. Winterkorn, esta operación está libre de toda objeción impositiva".

No ha sido posible obtener declaraciones de la fiscalía. Según el dominical, el expediente contra Winterkorn fue abierto el año pasado en Múnich por sospecha de lavado de dinero. Los investigadores relacionaron esto con las pesquisas por el escándalo de manipulación de motores diésel que costó el puesto a Winterkorn y remitieron el caso a Brunswick.

Los fiscales sospechan que Winterkorn transfirió el dinero a Suiza para tenerlo a salvo y lo hizo sin pagar los impuestos correspondientes. El exdirectivo podría ser condenado a pagar altas sumas de indemnización en caso de que se pruebe que violó sus deberes de ejecutivo en el "dieselgate".

Winterkorn rigió los destinos de Volkswagen de 2007 a 2015. Numerosos accionistas de Volkswagen demandaron al expresidente y sus colegas de la junta ejecutiva acusándolos de haber informado con retraso sobre la manipulación de motores de más de once millones de vehículos diésel para camuflar emisiones de gases superiores a las permitidas.

El escándalo que se desató en septiembre de 2015 en Estados Unidos sumió a Volkswagen en una gran crisis y le valió el pago de miles de millones de euros de multas. Asimismo salió a la luz que otros fabricantes automotores equipaban sus motores con dispositivos para trucar emisiones. (dpa)

DW recomienda

Publicidad