Inundaciones: no sólo el cambio climático el culpable | Ecología | DW | 04.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Inundaciones: no sólo el cambio climático el culpable

Las inundaciones se han convertido en Europa en un fenómeno casi "obligado" cada año. Científicos alemanes diseñan un manual de manejo de inundaciones severas que implican también la prevención.

default

Dresde abril de 2006: el Elba amenaza con desbordarse se inundar la ciudad.


Una vez pasado el invierno, unos cuantos grados de temperatura derriten la nieve, que en la estación 2005/2006 fue especialmente copiosa. Los ríos se hinchan, se salen de sus cauces y amenazan con destruir no sólo la infraestructura ribereña de campos y ciudades sino también la existencia y vida propia de los habitantes cercanos a ellos.

En el caso del río Elba son 25 millones de personas las directamente afectadas, entre ellas 18 en Alemania y el resto en la República Checa, Polonia y Austria. Si bien su curso recorre 1.091 kilómetros, la influencia del Elba abarca unos 148.000 kilómetros de territorios aledaños.

Pero a pesar de lo destructivo y traumático que pueden ser, "las inundaciones son un fenómeno natural del ciclo del agua", dice a DW-WORLD el investigador Jens Didszun, del Centro alemán de Geoinvestigación de Potsdam (GFZ). Dicho instituto coordina una vasta investigación sobre el impacto de las inundaciones.

Gerencia de riesgos

Partiendo del hecho de que la mejor protección contra los daños es el conocimiento a fondo del fenómeno, un equipo bajo la dirección del científico Bruno Merz del Centro alemán de Geoinvestigación de Potsdam diseña un manual de "Gerencia de riesgos de inundaciones severas" que busca "mejorar integralmente el manejo de las inundaciones en base a nuevos conceptos y apoyado en la cooperación con otras disciplinas", dice Didszun.

Logo GFZ Potsdam

Logo GFZ Potsdam

Los resultados definitivos, a conocerse en unos dos años, impulsarán el mejoramiento de la situación, no sólo en el gran territorio del Elba. El Rhín, Mosela, Lech, Iller e Inn tienen también un historial destructivo.

Siendo las inundaciones un fenómeno natural es sorprendente que el hombre siga ocupando buena parte de las riveras destinadas por los ríos para expandir sus cauces ante una mayor presencia de aguas.

Ley para la Protección

Las inundaciones de mayo del 2005 hicieron necesaria la "Ley para la Protección de Inundaciones" que no sólo exige de los propios habitantes esfuerzos sino que promueve la difusión de información preventiva.

El que estas mismas causen los daños que en los últimos años han causado tiene mucho que ver con la intromisión del hombre en la naturaleza: los cursos de los ríos han sido acortados, ocasionando así un aumento de la velocidad de las corrientes. Esto mismo lleva a que los afluentes viertan muy rápido sus aguas en el río recipiente que no alcanza a transportarlas sin desbordarse. Este es apenas uno de los muchos factores que elevan los riesgos.

Potencial destructor

Pero aunque se trate de un fenómeno natural, también es cierto que, a juzgar por los pronósticos del clima mundial, es de temer que tanto la frecuencia como la intensidad de las inundaciones crecerán en Alemania en los próximos años. El alto potencial destructor que estas aguas representan tiene que ser manejado de forma más inteligente.

La introducción de instrumentos que fortalezcan la responsabilidad individual, sumada a las consecuencias de un probable cambio climático, son algunas de las grandes preocupaciones de la protección de inundaciones en estos y los próximos años.

DW recomienda

Enlaces externos

Publicidad