Infanta Cristina ante el juez: “Confiaba en mi marido” | Europa al día | DW | 08.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Infanta Cristina ante el juez: “Confiaba en mi marido”

La séptima en la línea de sucesión enfrentó a la Justicia por el caso Nóos, un aparente fraude con apropiación indebida de seis millones de euros.

Por vez primera, un miembro de la familia real española es interrogado por la Justicia como imputado. La infanta Cristina tuvo el dudoso honor de protagonizar la marca, al enfrentarse este sábado (08.02.2014) al juez José Castro, quien instruye el famoso “caso Nóos” desde hace más de tres años. En la investigación, se busca probar que Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta, se apropió de seis millones de euros de dinero público.

Estuvo casi ocho horas dentro del edificio en Palma de Mallorca la hija menor del rey Juan Carlos y la reina Sofía, enfrentando las preguntas, a las que respondió varias veces que “yo confiaba en mi marido”. También aseguró que es inocente de los delitos de fraude al fisco y blanqueo de dinero, de los que es sospechosa. Castro interrogó durante cinco horas a la infanta, a la que realizó un total de 400 preguntas.

Fuentes judiciales citadas por la agencia dpa aseguran que al menos en dos ocasiones la séptima en la línea de sucesión estuvo al borde de las lágrimas. En una de ellas negó haber sido un “escudo fiscal” para su esposo y en la otra, cuando le preguntaron por un préstamo que le hizo su padre, el rey, y que ella todavía no devuelve. Todo el proceso estuvo presidido por un retrato del rey, que colgaba en la sala.

Protestas contra la monarquía en Palma de Mallorca.

Protestas contra la monarquía en Palma de Mallorca.

Señora, no alteza

Cristina llegó en automóvil hasta la misma puerta del juzgado, para no tener que enfrentarse a las cámaras de televisión. Aparentemente tranquila, se limitó a decir tres veces “buenos días”. Según testigos, una vez dentro intentó desligarse del entramado en torno al caso Nóos, respondiendo que no sabía, no le constaba, no se acordaba o simplemente entregando evasivas ante las acusaciones.

Tras el interrogatorio de Castro, hubo un receso de dos horas para almorzar. Posteriormente Cristina enfrentó al fiscal Pedro Horrach, quien es contrario a la imputación de la infanta, y a las preguntas de su propia defensa. La prensa destaca que el juez Castro no trató de “alteza” a Cristina, sino simplemente de “señora”. Tras el proceso, los abogados de la infanta aseguraron que su defendida “ha sido firme, taxativa y serena”.

“Ha hecho una declaración muy sincera, muy leal", aseguró el letrado Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución española y amigo del rey Juan Carlos. "Es una satisfacción decir que la justicia funciona. Todos somos iguales ante la ley". Frente al edificio donde se realizaron los interrogatorios, unas trescientas personas se manifestaron contra la monarquía y la corrupción.

Urdangarín está acusado de delitos que incluyen la malversación de 6 millones de euros de fondos públicos desde una fundación de caridad que administraba cuando la infanta era miembro del directorio.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad