Indira Álvarez: música afrocolombiana para disfrutar | Música | DW | 17.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Música

Indira Álvarez: música afrocolombiana para disfrutar

“Su voz tiene el color y el sabor de la Costa Caribe colombiana”, dicen de ella. Indira Álvarez se presenta en Colonia y Deutsche Welle aprovechó la ocasión para hablar con ella.

Sus ojos  y su voz cantan y bailan. Toda ella lo hace. Su nombre es Indira Álvarez . Llegó de Colombia a Alemania. En el equipaje, traía la música. “Creo que desde que nací estoy cantando”, le dice a DW. Quién podría contradecirla. “Su voz tiene el color y el sabor de la Costa Caribe colombiana”, la define el músico Roberto Hurtado. Y es que Indira Álvarez nació en Cartagena de Indias, con ancestros africanos y nativos de su tierra. “Mi mamá tiene ascendencia africana, y mi papá era muy rubio”, nos cuenta. “Nosotros decimos que todos los colombianos tenemos mestizaje”, comenta orgullosa.  

Música mestiza

“Y así es también la música que yo toco”, grafica. “Se pueden identificar rasgos negros, rasgos indígenas y rasgos españoles”. “Donde hay un tambor, está África, y donde hay un tambor alegre, están cien por ciento nuestros ancestros africanos”, explica. Desde muy pequeña, además, toca la gaita, un instrumento de viento tradicional de la región, de origen indígena, fabricado con cardón, cera de abejas y una pluma de pato. Las canciones que interpreta son sus canciones: compone letra y música de todas ellas. Y explica: “Mis temas tienen que ver con mis experiencias, y también con la situación de mi país, y con mis vivencias como colombiana que no está en Colombia”.

Indira Álvarez CD Buenos Tiempos

Portada del disco "Buenos Tiempos", que Indira Álvarez presenta en Colonia.

Un himno a la paz

Y de este especial brebaje nació su último álbum “Buenos Tiempos”. Inspirado en la esperanza que conllevó la firma de los acuerdos de paz en su país, y en el buen momento personal, “de gran confianza en el futuro”, que, coincidentemente, atravesaba la cantautora. “Llegaron los buenos tiempos, llegaron se quedarán. Yo doy mil pasos pa´lante y no quiero mirar atrás”, canta de manera alegre y conmovedora en el tema que da título al disco.

“Mi deseo es que mis canciones acompañen de una forma muy personal esos buenos tiempos y la búsqueda de paz, unidad y justicia, en nosotros mismos y en el mundo”, explica sobre su obra. Pero no es ingenua, y aclara: “Cuáles son los cauces que ahora ha tomado la situación, bueno, eso es otra cosa”. “Yo quiero transmitir la esperanza de mi gente, el deseo que tienen las personas en Colombia, de vivir en un país en paz”, nos dice con mirada iluminada. “Que es también mi deseo”, completa.

Un puente hasta Colombia

Su coterráneo Roberto Hurtado, quien suele acompañarla con la guitarra en sus presentaciones, y es uno de los productores de su reciente trabajo, remarca: “Su música dice de vivencias y anhelos. Es emocional, auténtica, viva”. “Extraño los sonidos, los olores, los sabores, la espontaneidad de la gente de mi país. Y, naturalmente, extraño a mi familia...”, se sincera.
Indira Álvarez habla con su música, y tiende un puente imaginario hasta su tierra, hasta sus orígenes, hasta sus tradiciones. “Sus canciones son una parte de su vida”, asegura Carlos Ramos, también colombiano, percusionista y productor de “Buenos Tiempos”. “Su música es libre”, completa. Y solo basta escucharla para dar fe de ello.

Indira Álvarez se presenta el 18 de noviembre de 2018 en el Museo Rautenstrauch Joest de la ciudad de Colonia con ocasión del día de Latinoamérica.

(ms)

 

DW recomienda

Publicidad