′′Indignados′′ exigen renuncia de Rajoy | Europa al día | DW | 12.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

''Indignados'' exigen renuncia de Rajoy

A unos días de que se cumpla el segundo aniversario del 15-M, miles de manifestantes volvieron a las calles en ciudades españolas para pedir reformas políticas y económicas con sentido social.

Miles de indignados salieron a la calle en España para protestar contra los recortes del gobierno de Mariano Rajoy, al que exigieron la dimisión, y contra un sistema político y económico en un país en crisis en el que ya hay más de 6,2 millones de desempleados.

Tres días antes de que se cumpla el segundo aniversario del movimiento 15-M, una veintena de ciudades españolas fue escenario de nuevas protestas celebradas bajo el lema "De la indignación a la rebelión: escrache al sistema".

Madrid acogió la concentración central de la jornada. Tres columnas de manifestantes que habían partido de varios puntos de la capital española confluyeron por la tarde en la céntrica Puerta del Sol, vigilada por un importante despliegue policial.

Crece la indignación

Ese fue el lugar en el que hace dos años irrumpió el movimiento 15-M exigiendo con protestas diarias y con una acampada de varias semanas un cambio social, político y económico en medio de una crisis que desde entonces se ha agravado.

"Hoy hay más razones (para protestar) que hace dos años", aseguró el movimiento de los indignados.

El número de desempleados en España ha crecido y la tasa de desocupación supera ya el 27 por ciento. El país se encuentra en recesión y a lo largo de estos dos años, desde el gobierno implementaron drásticos recortes para rebajar el déficit público que afectan también a pilares básicos del Estado de bienestar como la sanidad y la educación.

La manifestación de Madrid congregó a miles de personas que llenaron el kilómetro cero de España, pero la participación, a falta de cifras de convocantes y policía, no fue a simple vista tan multitudinaria como las protestas de hace dos años.

Minuto de silencio

A las 20:00 horas (local), la Puerta del Sol guardó un minuto de silencio, un "grito mudo" simbólico que una vez cumplido se rompió con cánticos de "Sí se puede" y la exigencia de dimisión al gobierno de Rajoy.

En la céntrica plaza se cantó el "Cumpleaños feliz" y se escucharon consignas conocidas como "¡que no, que no, que no nos representan", dirigida contra los políticos, y el clásico "el pueblo unido jamás será vencido".

EL(dpa, El País)

DW recomienda

Publicidad