Indignación por cierre de investigación contra médico de Colonia Dignidad: | Alemania | DW | 07.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Indignación por cierre de investigación contra médico de Colonia Dignidad:

Consternación y desilusión ha causado la medida de un tribunal germano de desestimar las denuncias contra el exmédico de la secta alemana en Chile. Expertos denuncian fallas de la investigación y clima de impunidad.

Colonia Dignidad Arzt Hartmut Hopp (picture-alliance/dpa/M.Hernandez)

(Foto de archivo)

Con el argumento de que no se encontraron pruebas que acrediten sospecha de delito, la Fiscalía de Krefeld determinó cerrar la investigación que llevaba desde 2011 contra el doctor Hartmut Hopp, quien fuera el brazo derecho del líder de la secta Colonia Dignidad y que hoy vive en esa ciudad alemana.

"Después de extensas y largas investigaciones, que se llevaron a cabo en cooperación con las autoridades chilenas encargadas de hacer cumplir la ley, después de agotar todos los enfoques de investigación prometedores, no se puede justificar una sospecha suficiente de acusación desde un punto de vista legal”, señala la resolución.

Con ello concluye la última de 12 investigaciones que la Justicia alemana ha llevado en diferentes épocas contra miembros de Colonia Dignidad. Al igual que las anteriores, ésta fue archivada sin que se dictara acusación alguna.

Consultados por DW, abogados y expertos en Chile y Alemania expresan su rechazo y molestia por la decisión de la Justicia alemana. Petra Schlagenhauf, abogada representante de las víctimas, expresa su desilusión y frustración por este fallo, que llega siete años después de que presentara las denuncias contra uno de los más cercanos colaboradores del fundador y líder de Colonia Dignidad, Paul Schäfer.

"La resolución es realmente inaceptable. La fiscalía no tiene interés en investigar. Yo nombré varios testigos que pueden atestiguar la participación de Hopp en los delitos, pero nunca se dieron el trabajo de tomarles declaración”, indica la abogada.

Exceso de trabajo o demora en la colaboración de la justicia chilena podrían haber retrasado la investigación, pero, en opinión de Schlagenhauf, esto no justifica cerrar el caso.

Denuncias contra Hopp

Los delitos por los que Hopp era investigado tienen que ver con la muerte y desaparición de prisioneros políticos al interior de Colonia Dignidad durante la dictadura militar, administración forzada de psicofármacos y complicidad en los abusos de menores cometidos por Schäfer.

La abogada Petra Schlagenhauf presentó denuncias por los dos primeros delitos. Para el primero, en el caso de tres jóvenes desaparecidos y, para el segundo, en el de un matrimonio de ex colonos que sufrió medicación forzada y del cual el marido ya falleció.

Declaraciones judiciales de los procesos realizados en Chile indican que decenas de prisioneros políticos fueron asesinados y enterrados en una fosa común en Colonia Dignidad. Los cuerpos posteriormente fueron exhumados y hechos desaparecer.

Petra Schlagenhauf, Anwältin der Opfer der Colonia Dignidad (DW/E. Usi)

Petra Schlagenhauf, abogada de víctimas de Colonia Dignidad.

"Yo presenté un testigo que acredita que Hopp se reunió con Manuel Contreras (entonces jefe de la DINA, la policía secreta de Pinochet) en Santiago, y que en compañía de Schäfer fue a la casa de Pedro Espinoza (segundo al mando de la DINA). Hopp no cometió los asesinatos personalmente, pero participó en un tejido de poder y represión de Colonia Dignidad, que produjo la muerte de opositores políticos en ese lugar”, dice Schlagenhauf.

"En el caso del abuso de medicamentos, es un gran escándalo la forma en que la fiscalía ha llevado la investigación. Nunca le tomaron declaración ni escucharon personalmente a mi defendida, Gudrun Müller”, reclama la abogada.

El Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR) también presentó denuncias por las diferentes aristas delictuales relacionadas con la colonia, incluida la complicidad en el abuso de menores. En cuanto a este último delito, cabe recordar que Hopp fue sentenciado por la Justicia chilena a cinco años de prisión, como cómplice de los abusos cometidos por Schäfer. Sin embargo, el médico escapó a Alemania en 2011 para evitar cumplir su condena.

El año pasado, el Tribunal Superior de Renania del Norte-Westfalia determinó que el exjerarca no debía cumplir esta condena en una cárcel alemana, como lo pedía Chile. Esta resolución, a la que la fiscalía de Krefeld alude en su comunicado por el cierre de la investigación, dictó un precedente.

Si bien el año pasado, como parte de una solicitud de asistencia jurídica, el fiscal viajó a Chile y accedió a la toma de declaraciones de varias víctimas y testigos de abusos, quienes indicaron la complicidad de Hopp para facilitar el acceso de Schäfer a los niños, estos testimonios no habrían sido concluyentes para la Justicia alemana.

En definitiva, prevaleció la declaración de inocencia de Hopp, quien sí fue interrogado por la oficina del fiscal.

"Escándalo judicial”

"No sé qué hicieron los sucesivos fiscales durante estos siete años y medio en que mantuvieron estos casos abiertos. Dicen que investigaron acuciosamente, pero no es así. Esto es cuasi denegación de justicia ante crímenes monstruosos, sistemáticos, por décadas, que dejaron centenares de víctimas. Pero para la justicia de Renania del Norte-Westfalia pareciera que no hubo victimarios”, afirma Jan Stehle, investigador del Centro de Investigación y Documentación Chile-Latinoamérica (FDCL).

Deutschland Kundgebung vor dem Haus von Hartmut Hopp in Krefeld (FDCL e.V. )

Manifestantes en Krefeld, en junio de 2018.

A Hopp lo investigaron durante 30 años, recapitula el experto: desde 1988 hasta 2010 en la Fiscalía de Bonn, por los testimonios de varios casos de fuga de colonos, y del 2011 al 2019 en Krefeld, sin ser acusado de ningún delito. "Es un escándalo judicial que demuestra que los victimarios ahora se pueden sentir seguros en Alemania”, sentencia Stehle, quien lamenta que "muchas víctimas han fallecido en el transcurso de estas larguísimas pseudo investigaciones, sin que haya justicia”.

En un comunicado conjunto, el abogado Andreas Schüller, del ECCHR, Stehle y Schlagenhauf, reiteran que "el manejo de Alemania con respecto a los crímenes en Colonia Dignidad es y sigue siendo un capítulo oscuro de la historia de la justicia alemana. La decisión del fiscal Krefeld se suma a una larga cadena de no acción. Las víctimas están desconcertadas, su confianza en la Justicia alemana se ve trizada”.

Mientras los abogados estudian la posibilidad de presentar un recurso de queja, en Chile se suman más reacciones de asombro y rechazo. Hernán Fernández, abogado de víctimas de la colonia, considera la resolución de la fiscalía alemana "un ejemplo de ineptitud y burocracia” y agrega que "todas las sectas criminales y las mafias reciben el mensaje de impunidad y de que el líder es el único culpable de todo”. El jurista lamenta que Alemania, "teniendo competencia para investigar y sancionar delitos sexuales contra niños, homicidios y lesiones cometidos en otros países, en el caso de la colonia nunca lo ha hecho”.

Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, también rechazó el cierre de la investigación: "Hopp no solo participó en crímenes contra sus conciudadanos al interior de Colonia Dingidad, sino también en torturas y desaparición de prisioneros políticos. Mal papel del Estado alemán, no juzgar a quienes cometen graves crímenes y violaciones a los derechos humanos y permitir su absoluta impunidad”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda