Incendio en Gran Canaria sigue sin control: 1.500 hectáreas quemadas | Europa | DW | 12.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Incendio en Gran Canaria sigue sin control: 1.500 hectáreas quemadas

Los bomberos aspiran a poder controlar este lunes el incendio que ha afectado 1.500 hectáreas desde el sábado, en la isla española de Gran Canaria, y ha obligado a evacuar a un millar de personas.

El incendio forestal, que afecta desde el sábado (10.08.2019) a la isla española de Gran Canaria, ha quemado ya 1.500 hectáreas y sigue activo, favorecido por rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora, dijeron las autoridades.

Ángel Víctor Torres, presidente regional de las Canarias, informó este lunes (12.08.2019) de que las llamas se reactivaron en varias zonas. La cabeza del incendio sigue sin control y la cola está dominada parcialmente.

"La previsión es que durante el día de hoy podemos ir controlando este frente activo, cabeza del incendio", explicó Torres en rueda de prensa.

Lograrlo significará "un trabajo que va a ser importante, porque estamos peleando, luchando contra la adversidad que supone el viento en la zona y la ausencia de agua y lluvia", señaló.

El fuego, declarado el sábado en el municipio de Artenara –en el interior de esta turística isla volcánica española, en el Atlántico, frente a las costas africanas-, generó la evacuación de un millar de personas y ha amenazado la pintoresca población de Tejeda.

Sin "daños personales"

"La mejor noticia a esta hora, es que no hay que lamentar daños personales", dijo Torres. 

El incendio forestal, que afecta desde el sábado a la isla española de Gran Canaria, ha quemado ya 1.500 hectáreas. (Reuters/C. Rodriguez)

El incendio forestal, que afecta desde el sábado a la isla española de Gran Canaria, ha quemado ya 1.500 hectáreas.

A pesar de las duras condiciones de los trabajos de extinción, en un terreno ascendente, el fuego no ha causado ninguna víctima, aunque sí ha dañado algunas viviendas e infraestructuras de servicios públicos de agua, electricidad y telefonía en algunas localidades de la cumbre de Gran Canaria, de 1.200 metros de altitud.

Además, cerca de mil personas permanecen evacuadas y tres carreteras siguen cortadas.

Daño al patrimonio

De todas maneras, el funcionario lamentó que "el daño al patrimonio" de la isla haya tenido origen en "una imprudencia y una temeridad humana". La Guardia Civil detuvo el sábado al presunto responsable del incendio: un hombre, que habrí usado una maquinaria de soldadura en una vivienda de un terreno abierto y de monte bajo.

En el terreno, 600 personas se encuentran luchando contra el fuego, mediante un sistema en el que van relevándose, explicó una portavoz de los servicios de emergencia de Canarias. Trece aviones y helicópteros trabajan en un frente de cinco kilómetros, considerado "la cabeza del incendio".

El responsable técnico de los servicios de emergencia de Gran Canaria, Federico Grillo, precisó que el perímetro del incendio es de 23 kilómetros. "La cabeza del incendio (...) ha bajado bastante en intensidad", y aunque el fuego sigue activo y aún no controlado, "no evoluciona de manera agresiva", dijo a periodistas.

Se espera la llegada de una ola de calor a la isla en los próximos días, "lo que dificulta que podamos avanzar en la extinción definitiva de ese incendio", advirtió Torres.

España, segundo destino turístico a nivel mundial, sufre cada verano de numerosos incendios forestales debido a su clima árido.

rml (afp, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda