Incautan 230 millones de dólares a tres testaferros de las FARC | América Latina | DW | 20.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Incautan 230 millones de dólares a tres testaferros de las FARC

Los tres hermanos Mora Urrea usaban otras tantas cadenas de supermercados para lavar dinero y proveer a los guerrilleros. Los testimonios de desmovilizados fueron claves para su detención.

"La Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares con fines de extinción de dominio sobre bienes cuyo valor es cercano a los 650.000 millones de pesos [230 millones de dólares], entre los que se cuentan una cadena de supermercados populares y casas de recreo", indicó el ente investigador en un comunicado. Entre los bienes que las autoridades colombianas incautaron a los tres presuntos testaferros de la desmovilizada guerrilla de las FARC se encuentran 60 supermercados, 70 cuentas bancarias, 15 apartamentos, tres casas, siete locales comerciales y 27 vehículos. Entre los bienes incautados figuran también reses y sociedades comerciales en 23 municipios, entre ellos Bogotá, de seis departamentos colombianos, agregó la información.

La red de testaferros operaba en la antigua zona de distensión de El Caguán, que en 1999 creó el entonces presidente Andrés Pastrana en el sur del país para entablar un proceso de paz con la guerrilla. De este modo, hoy fueron capturados en Bogotá los hermanos Norberto, Uriel y Edna Mora Urrea, propietarios de la cadena de supermercados Supercundi, Merkandrea y Mercafusa, que suman 60 locales comerciales, y a quienes se les imputarán los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares. Ya la madre de los acusados era, según la prensa colombiana, amiga personal del líder guerrillero 'el Mono Jojoy'.

"Los hermanos se habrían prestado para fungir como dueños de estos supermercados que, en los años noventa, eran propiedad de un empresario que fue víctima de secuestro, además de aparecer como propietarios de otras sociedades que llamaron la atención por su rápido e inexplicable crecimiento económico", indicó la Fiscalía. Entre las pruebas recopiladas por las autoridades colombianas figura que el patrimonio de la familia pasó entre 2006 y 2016 de 1.500 millones de pesos (unos 529.425 dólares) a cerca de 30.000 millones de pesos (unos 10,5 millones de dólares).

La Fiscalía agregó que los supermercados, que al parecer sirvieron "como red de abastecimiento" para la guerrilla, "al tiempo que servían como fachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitas", se caracterizaban por vender productos con precios muy por debajo del valor comercial. Según la directora de la Fiscalía Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, Andrea del Pilar Malagón, para el hallazgo de los testaferros y sus bienes fueron fundamentales "los testimonios de los desmovilizados de las FARC".

LGC (EFE/ElEspectador)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  


DW recomienda