Impacto en España por crimen confesado por ′maestro shaolín′ | Europa al día | DW | 04.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Impacto en España por crimen confesado por 'maestro shaolín'

Juan Carlos Aguilar, de 47 años, dijo haber asesinado a una colombiana. Fue detenido cuando golpeaba a otra mujer.

Se presentaba como “maestro shaolín”. Daba clases de artes marciales a las fuerzas de seguridad y tenía un gimnasio decorado como un templo. Decía a sus alumnos ser un representante de Buda en la Tierra y le gustaba que le dijeran “maestro Huang”. En las fotografías aparece ataviado como se esperaría precisamente de un maestro.

Son los primeros detalles conocidos de Juan Carlos Aguilar, de 47 años, quien fue detenido por la policía el pasado domingo (02.04.2013) en Bilbao, España, mientras golpeaba a una mujer nigeriana en su gimnasio, bautizado como Zen4. El lunes (03.06.2013) confesó haber dado muerte a una segunda mujer a fines de mayo, que resultó ser una colombiana, según confirmó la policía este martes (04.06.2013).

La prensa lo presenta como campeón del mundo de kung-fu y a sus discípulos les predicaba la búsqueda de la felicidad a través de la moral. Ese mismo hombre ejemplo de autocontrol propinó una brutal paliza a una prostituta nigeriana identificada como Ada, de 29 años. Tanto que los vecinos oyeron y llamaron a la policía.

Tiene tumor cerebral

Ada estaba atada e inconsciente cuando llegaron los agentes y está hospitalizada en estado de coma, al borde de la muerte. Fuentes de la investigación informaron que Aguilar estaba “muy confundido” y “creía” haber dado muerte a otra mujer el 31 de mayo, extremo que fue confirmado este martes, cuando la policía encontró unas manos y una columna vertebral en el gimnasio y en la casa de Aguilar.

Los restos estaban dentro de bolsas de basura. La policía informó en la tarde del martes
que se trataba de una mujer adulta ya identificada de origen colombiano. No se entregaron mayores datos. Inicialmente se temió que se tratara de los restos de varias personas e incluso se inició una búsqueda de más evidencia en cursos de agua y los alrededores del gimnasio.

La policía confirmó que Aguilar sufre de un tumor cerebral y sus alumnos han dicho a la prensa que “había días en que apenas podía andar”. Otros cercanos aseguran que lo notaron “confuso” en varias ocasiones. Por su parte, el Templo Shaolín de España negó tener relación con el acusado, que carecía de graduación oficial para enseñar kung-fu.

DZC (dpa, ABC, El País)

DW recomienda

Publicidad