III Reich: Dictadura Nacionalsocialista (1933-1945) | Ciudades y Rutas | DW | 13.01.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

III Reich: Dictadura Nacionalsocialista (1933-1945)

Leyes de Núremberg de 1935

  • Ya durante la campaña electoral Hitler intimidó a sus adversarios recurriendo masivamente al uso de la fuerza y la persecución política. Forzó mediante presión, contra la oposición de los socialdemócratas, a todos los parlamentarios que todavía no habían sido detenidos o no habían huido a dictar una "ley de otorgamiento de poderes", la cual atribuía al Führer facultades de gobierno prácticamente ilimitadas.
    Reichstagssitzung mit Hitler

    Sesión en el Reichstag, en 1938

  • Los nacionalsocialistas liquidaron en pocas semanas todas las garantías democráticas e implantaron estructuras en apariencia legales. Hitler derogó de hecho los derechos fundamentales, prohibió los sindicatos y los partidos (a excepción del suyo), suprimió la libertad de prensa y procedió con despiadado terror contra cuantos no eran adictos al régimen. Unos seis millones de hombres, mujeres y niños fueron asesinados en pocos años.

Opinión Pública alemana durante la dictadura

  • El Holocausto, el exterminio sistemático de los judíos europeos en la Segunda Guerra Mundial, trascendió más de lo que hubiera querido el régimen, pero el saber conlleva también el querer saber, y en la Alemania del Tercer Reich, por lo que se refiere a la suerte corrida por lo judíos, faltó esa voluntad de quitarse la venda de los ojos.
  • La opinión pública alemana reaccionó de modo muy opuesto ante tales acontecimientos: por un lado, una violencia desenfrenada; por otro, posturas que se inclinaban a favor de los éxitos.
    • Éxitos internos: a los ojos de los desempleados, la reactivación económica que fue impulsada por Hitler mediante programas de empleo y de rearme suavizó la difícil situación económica de los mismos.
    • Éxitos en la política exterior: entre otros, la reintegración del Sarre al Reich Alemán; en 1936, las tropas alemanas invadieron Renania que había sido desmilitarizada en 1919; en 1938, Austria fue anexionada al Reich y ese mismo año las potencias occidentales se resignaron a la anexión de los Sudetes por Hitler.

Fuentes: Ministerio Federal de Relaciones Exteriores, Oficina Federal para la Migración y los Refugiados, Embajada Alemana

Enlaces externos