Hungría baraja retirarse de pacto de migración de la ONU | Europa al día | DW | 13.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Hungría baraja retirarse de pacto de migración de la ONU

El Gobierno húngaro estudiará la próxima semana la posibilidad de desvincularse del Pacto Mundial para la Migración acordado este viernes (13.07.2018) por los países de la ONU, según anunció su ministro de Exteriores, Péter Szijjártó. Según Szijjártó, el Ejecutivo tendrá la cuestión en su agenda en una reunión el próximo miércoles e informará posteriormente a Naciones Unidas sobre su decisión.

Aunque ha participado en las negociaciones, Hungría se ha mostrado desde el primer momento muy crítica con algunas de las ideas centrales del pacto, que no fue sometido a votación, con una postura muy distanciada de la del resto de países de la Unión Europea (UE), que les impidió negociar como un bloque.

Todo apunta a que el Gobierno húngaro optará por dejar el acuerdo, después de que Szijjártó lo cuestionase de forma importante hoy en una intervención ante el resto de Estados miembros, en la que denunció que el pacto se aleja del "sentido común" y va en contra de sus intereses nacionales.

Entre otras cosas, dijo que su Gobierno cree que el texto no diferencia adecuadamente entre migrantes regulares e irregulares, a los que se refirió como "ilegales". A su juicio, el pacto "anima" a la inmigración irregular a pedir que se garantice protección y acceso a servicios básicos para todos los migrantes, sin importar su estatus.

El ministro aseguró que la "prioridad número uno" para Hungría seguirá siendo la seguridad y la protección de sus fronteras. Además, defendió la voluntad del Gobierno de que "Hungría siga siendo un país húngaro". Su mensaje fue en línea con el discurso nacionalista y xenófobo que ha venido defendiendo Hungría de la mano del presidente Viktor Orbán.

El Pacto Mundial para la Migración fue acordado por consenso por los Estados miembros de la ONU, con la única excepción de Estados Unidos, que se desmarcó del proceso el pasado diciembre. El texto, que no es vinculante, será adoptado oficialmente en una cumbre internacional en diciembre en Marrakech (Marruecos). (EFE)

DW recomienda