Hong Kong: líderes de la “Revolución de los Paraguas” no irán a prisión | El Mundo | DW | 15.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Hong Kong: líderes de la “Revolución de los Paraguas” no irán a prisión

La Justicia hongkonesa condenó a tres líderes estudiantiles de la "Revolución de los Paraguas" por su participación en las protestas, pero les impuso una leve sentencia que les permite seguir con su activismo.

El líder estudiantil Joshua Wong

El líder estudiantil Joshua Wong

Joshua Wong, Nathan Law y Alex Chow, quienes movilizaron a miles de estudiantes de la isla para pedir democracia en 2014, se libraron este lunes (15.08.2016) de ir a prisión.

Una corte hongkonesa sentenció a Wong y Law a 80 y 120 horas de trabajos comunitarios, respectivamente; y a tres semanas de prisión suspendida a Chow. Wong y Chow, de 19 y 25 años, fueron condenados por "asamblea ilegal" y Law, de 23 años, por "incitar a otros a sumarse".

“Seguiré impulsando la democracia”

"No me arrepiento de haber participado en la Revolución de los Paraguas. Seguiré impulsando la democracia ", señalaba Joshua Wong (en la imagen) en declaraciones a la agencia efe poco después de conocer el veredicto.

El joven se convirtió con tan solo 17 años en uno de los rostros más conocidos de las históricas manifestaciones prodemocracia que pusieron contra las cuerdas al Gobierno chino en 2014. La corte condenó a los tres activistas por una protesta ocurrida el 26 de septiembre de ese año que marcó el inicio de la "revolución".

Entonces, Wong y otros destacados líderes estudiantiles trataron de manifestarse en la explanada frente a la sede del Gobierno de Hong Kong, conocida como "Plaza Cívica", un lugar donde tradicionalmente se producen protestas ciudadanas pero que había sido vallado meses antes.

Lucha continúa con nuevo partido

La Policía acabó utilizando gases lacrimógenos contra los manifestantes congregados en este enclave para intentar dispersarlos pero provocó el efecto contrario: cientos de miles de hongkoneses se movilizaron y empezaron a ocupar puntos clave de la ciudad para pedir democracia de forma pacífica y extremadamente ordenada.

Casi dos años después, y sin haber conseguido su objetivo (sufragio universal para Hong Kong), el joven Joshua Wong cree que las sentencias son "buenas noticias", pues su compañero Nathan Law podrá seguir presentándose a las elecciones al Parlamento que se celebrarán en septiembre bajo las siglas del Partido que fundaron, Demosisto.

VT (efe, dlf)

DW recomienda

Publicidad