Hong Kong: Carrie Lam actuó demasiado tarde | El Mundo | DW | 05.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Hong Kong: Carrie Lam actuó demasiado tarde

El gobierno de Hong Kong retiró finalmente la polémica ley de extradición que generó las masivas protestas de los últimos tres meses. Pero para muchos se trata de una medida pobre y tardía, opina Philipp Bilsky.

El primero que publicó la noticia fue un medio online hongkonés, que citaba a fuentes bien informadas. Y si bien la confirmación oficial tardó todavía unas horas, las reacciones fueron inmediatas. La bolsa de Hong Kong subió, por ejemplo, en una clara señal de cuánto ha afectado a la economía de la ciudad el caos político. También, una nueva advertencia a la jefa de gobierno, Carrie Lam. Poco a poco más medios se fueron sumando e incluso citaban a personas del entorno de la gobernante: Carrie Lam retiraría formalmente la controvertida ley de extradición.

Philipp Bilsky.

Philipp Bilsky.

Desde hace tres meses impera en Hong Kong el estado de emergencia. En la primavera de este año se presentó un primer borrador de la ley. En lo medular, proponía posibilitar la extradición de sospechosos a la China continental, pese a que el sistema judicial chino no es independiente y es controlado por el gobierno. Una idea de ese tipo era incompatible con la premisa de "un país, dos sistemas" bajo la cual Hong Kong fue entregado a China en 1997. En junio salieron a las calles cientos de miles de personas para exigir el retiro de la controvertida propuesta. La policía reaccionó disparando balas de goma y gas lacrimógeno. Después, los manifestantes atacaron el Consejo Legislativo, el Parlamento hongkonés. El gobierno de Carrie Lam, entonces, decidió congelar la ley. Después ella aclaró que la ley estaba muerta y declaró la iniciativa legal como "fracasada", pero oficialmente no la retiró. No se debe ceder tan rápido a la presión de las calles. Pero para los manifestantes no fue suficiente y siguieron protestando.

"Caos imperdonable"

Durante mucho tiempo, numerosos observadores se preguntaron si las protestas irían perdiendo fuerza. Pero no, continuaron, a pesar de que el semestre universitario comenzó hace unos días. En lugar de ir a clases, miles de estudiantes volvieron a salir a las calles. Entonces los acontecimientos dieron un giro. Primero, la agencia de noticias Reuters reportó, citando una conversación grabada en secreto, que Lam había dicho en una reunión con empresarios que ella había provocado un "caos imperdonable" en Hong Kong y que presentaría su renuncia, si pudiera. Un día después, Lam desmintió lo anterior y remarcó que nunca había hablado con Pekín de una posible renuncia. El registro obtenido en secreto y la información entregada por fuentes privilegiadas parecen demostrar lo que muchas ya habían asumido hace tiempo: las decisiones reales que afectan a Hong Kong se toman en Pekín.

Pese a todo, la retirada de la polémica ley tomó por sorpresa a muchos. La pregunta clave sigue siendo si esta movida calmará la situación en la ciudad. Por ahora, no se ve que eso vaya a ocurrir, pues la retirada de la iniciativa legal era solo una de las muchas exigencias de los manifestantes. Para muchos de ellos, ahora es más importante que haya una investigación independiente sobre la violencia con que la policía ha reprimido las protestas. Las voces en la calle lo dicen con claridad: retirar la ley hace tres meses habría ayudado. Pero hoy, el gesto reúne dos condiciones nada positivas: es demasiado poco y demasiado tarde.

(dz/ee)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad