Hollande recibe a Cristina Kirchner en el Palacio del Elíseo | América Latina | DW | 19.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hollande recibe a Cristina Kirchner en el Palacio del Elíseo

El presidente de Francia, François Hollande, recibió a su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en un almuerzo en su honor en el Palacio del Elíseo.

Los mandatarios mantuvieron una reunión a solas y luego se sumaron al almuerzo sus respectivas comitivas de altos funcionarios. Participaron los ministros franceses de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius; de Economía, Pierre Moscovici; y de Cultura, Aurelie Filippetti. Por la parte argentina, asistieron el canciller Héctor Timerman y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro.

Cristina Fernández de Kirchner es recibida por François Hollande en el Elíseo.

Cristina Fernández de Kirchner es recibida por François Hollande en el Elíseo.

Entre los temas bilaterales en agenda se encuentra la intención de Argentina por acelerar las negociaciones con el Club de París para refinanciar la deuda que mantiene desde fines de 2001 en cesación de pagos, ya que esto le permitiría regresar a los mercados financieros internacionales. El grupo de acreedores aceptó iniciar las negociaciones formales a partir del 26 de mayo.

Kirchner: agenda reducida por esguince

Fernández de Kirchner tiene previsto asimismo asistir este jueves a la inauguración del

Salón del Libro de París, en el que Argentina es este año el invitado de honor.

Francia es la segunda escala de esta gira internacional de la presidenta argentina, que comenzó el domingo en Italia, donde el lunes fue recibida por el Papa Francisco, con quien mantuvo una extensa reunión en la residencia de Santa Marta en el Vaticano.

La jefa de Estado sufrió el domingo un esguince de tobillo mientras caminaba por su habitación en el hotel de Roma donde se hospedaba, por lo que los médicos debieron inmovilizar la articulación con una bota ortopédica. Esto habría obligado a Fernández de Kirchner a reducir su agenda de actividades en París.

CP (dpa, afp)