Hoeness podría regresar al Bayern la próxima temporada | Deportes | DW | 17.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Hoeness podría regresar al Bayern la próxima temporada

La sentencia impuesta al expresidente del Bayern por evadir impuestos quedó en firme: Uli Hoeness prepara su ingreso a la cárcel y los planes para el futuro. Un pronto regreso al poderoso club alemán es posible.

La Fiscalía, al igual que Uli Hoeness, renunció a apelar la sentencia de tres años y medio que le fue impuesta por evasión de impuestos. De ese modo, la condena quedó en firme y el expresidente del Bayern puede empezar a darle forma al que será su futuro, que hoy ya no luce tan oscuro como parecía unos días atrás. De hecho, una pronta libertad acompañada de la reintegración al trabajo en el club que él llevó a la cúspide del éxito son para él alternativas reales.

Con el calendario a su favor

A corto plazo, aproximadamente en seis semanas de acuerdo a los procesos administrativos que aún tienen que adelantar los funcionarios judiciales, Hoeness ingresará a la prisión de la población de Landsberg am Lech, 50 kilómetros al sur de Múnich.

Allí pasará los primeros meses recluido en una de las celdas del centro penitenciario, por lo regular, de apenas 11 metros cuadrados y amobladas de manera espartana con una cama, un lavamanos y un escritorio. Durante esa primera fase de su detención será despertado a las seis de la mañana y tendrá que ir a dormir, a más tardar, a las siete de la tarde.

Conforme al orden legal, el expresidente del Bayern podría empezar a gozar una casi completa movilidad, por lo menos dentro de la prisión, en cuestión de meses. Medio año más tarde, cuando esté en marcha la temporada 2014/2015 del fútbol alemán, Uli Hoeness verá como se alivian las condiciones de su reclusión y, además, será elegible para ingresar al programa de “Cárcel de puertas abiertas” que le permitiría pasar el día en libertad.

El deseo de estos aficionados del Bayern puede convertirse en realidad: Gracias Uli, hasta pronto.

El deseo de estos aficionados del Bayern puede convertirse en realidad: "Gracias Uli, hasta pronto".

Para acogerse a este programa, en el que el condenado solo tiene que ir a dormir a la cárcel hasta cumplir su sentencia, Uli Hoeness tiene que demostrar buena conducta, obtener el visto bueno de las directivas del centro penitenciario, y certificar que durante el día estará trabajando.

¿De vuelta al Bayern?

Para Hoeness no será un obstáculo llenar esos requisitos. Él puede escoger entre ir al trabajo en la fábrica de salchichas y embutidos de su propiedad, o regresar al mundo del fútbol, al Bayern, donde ya le han anunciado que lo esperan de vuelta. “Quisiera estar aquí cuando él vuelva”, dijo el entrenador Pep Guardiola, mientras el miembro de la mesa directiva del club, Edmund Stoiber, anunció abriéndole la puerta del retorno: “Él siempre fue el alma del club; todo lo que quiera hacer es posible”.

De decidir volver al Bayern, el club tendría que abrirle un espacio nuevo. Para el momento de su posible retorno habrá un nuevo presidente, muy probablemente Karl Hopfner, quien actualmente sucede interinamente a Hoeness, y quien es el candidato oficial para la elección que se llevará a cabo el próximo dos de mayo, en la asamblea extraordinaria de socios.

Hoeness no podrá volver como presidente al Bayern, y muy probablemente tampoco como miembro de la mesa directiva del club, ahora en manos del ejecutivo de adidas Herbert Hainer. Un posicionamiento suyo como funcionario oficial se antoja difícil, pero detrás de bambalinas, como consultor estratégico, tendría la posibilidad de continuar ejerciendo el influjo tan grande que a lo largo de los años ha amasado en el Bayern.

La nostalgia está viva

Si Uli Hoeness se abstiene de retirarse de la vida pública, y le da la espalda a la alternativa de ser un pensionado temprano a sus 62 años, puede aprovechar los vientos favorables que le ofrece el marco legal alemán y reintegrarse a su obra de vida, el Bayern Múnich.

Allí el expresidente, pese a su estrepitosa caída, continúa gozando de estima y respaldo. Durante el triunfo del equipo el pasado fin de semana contra el Leverkusen, el primer partido de la “era post-Hoeness”, las tribunas del estadio cantaron al unísono “Uli, tu eres nuestro mejor hombre”.

Los jugadores y los directivos del Bayern también han expresado lo difícil que les resulta afrontar la nueva vida del club sin Hoeness. Arjen Robben contó que para sus compañeros lo que estaba pasando era “una historia triste que nos ha dolido a todos. Yo no lo llamaré expresidente, seguiré refiriéndome a él como presidente”. Karl-Heinz Rumenigge dijo al respecto: “yo no soy amigo de la filosofía del `a rey muerto, rey puesto´. Yo creo más en el espíritu de Franz Beckenbauer, que dice `los buenos amigos son inseparables”.

Habrá que esperar que tan pronto los dos amigos –Bayern y Uli Hoeness- vuelven a reunirse, y a ser uno solo. En la próxima temporada de la Bundesliga sería ya posible.

DW recomienda

Publicidad