Historiadora mapuche: ″somos las cuidadoras del territorio y las semillas″ | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 18.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Historiadora mapuche: "somos las cuidadoras del territorio y las semillas"

Millaray Pairemal, historiadora y lideresa mapuche, desconfía de los apoyos a las mujeres exportadoras. No porque esté en contra del feminismo, sino porque rompe el tejido social.

"Muchas de las mapuches que se creen el cuento del emprendimiento para exportar acaban más solas, más endeudadas y más enfermas de lo que estaban”, cuenta en Bruselas la historiadora mapuche Millaray Pairemal.

Dirigente campesina e indígena de Anamuri, y la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, Pairemal trae hasta las instituciones europeas las preocupaciones de su pueblo, sobre todo de las mujeres mapuche. "Aunque sí, somos un pueblo, somos las mujeres las que defendemos el territorio, la huerta y las semillas”, sigue Pairemal.

En Bruselas los conocen

La causa mapuche no es ajena a las instituciones europeas. Desde la década de los 1970, la Eurocámara viene haciendo pronunciamientos puntuales debido a determinadas situaciones que afectaban a territorios o criminalizaban a líderes de ese pueblo, dividido entre Argentina y Chile.

En 2017, la Comisión Europea reconoció por escrito la importancia de la participación de los pueblos indígenas a nivel local y nacional en todos los países, sobre todo en los que tienen acuerdos con la UE.

BdT Chile Demonstration von Mapuche Ureinwohnern (Getty Images/M. Bernetti)

Protesta mapuche, Santiago de Chile, octubre 2018

En esta medida y también con el objetivo de alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres hasta el 2030 –según la agenda a la Organización de las Naciones Unidas- en la modernización del Acuerdo Comercial entre Chile y la UE se establece la cooperación en un capítulo de género.

Esto permitirá, así la información oficial, darle visibilidad al desequilibrio de género actual, y también al que existe entre lo urbano y lo rural. Un incremento de formaciones especializadas y de líneas de crédito con enfoque de género se prevé en el marco del acuerdo entre el país austral y la UE.

¿Los entienden?

"No es que no seamos feministas. No es que no creamos en la igualdad”, dice Pairemal. "Pero nos consta: si varias optan por el camino de ´yo soy empresaria´, solo una lo logra”, aade desconfiada.

"Esa visión individualizada rompe nuestro tejido. Nosotras abogamos por el Kelluzomowen”, agrega. En mapadungún, la lengua de los mapuche, ´kellu ´es ´ayudar´ y ´mowen´, ´mujeres´. Sus formaciones comunitarias acerca de plantas medicinales y semillas tradicionales serían un ejemplo concreto de este tipo de organización. 

Tejer redes entre el campo y la ciudad para suministrar alimentos sanos, con semillas tradicionales, es uno de sus objetivos. "Las semillas de laboratorio no tienen vida, nos están enfermando”, apunta.

"Es más, los subsidios individuales estatales han creado más bien separación. La gente va optando por el dinero rápido, por fragmentar y vender el territorio comunitario”, sigue Pairemal. 

Sus investigaciones se enfocan a los siglos que vienen luchando los mapuche por que los reconozcan como "un pueblo distinto”. En su opinión, ésta es una deuda histórica que tendría el Estado chileno.

Global Ideas Bedrohte Arten Aurakarien Wälder in Chile (Getty Images/AFP/M. Bernetti)

"Van a acabar con los bosques, van a quedar solo los pinos", dijo Millaray Pairemal

"No estamos reconocidos en la Constitución, como sí pasa en otros países de América Latina. Sólo así podremos luchar por una autonomía territorial”, cuenta Pairemal. "Esto a su vez  nos permitiría cuidar de las fuentes de agua que nos están quitando. Me preguntan, con razón, ¿para qué queremos cuidar de las semillas si no tenemos agua para producir?”, agrega Pairemal.

La salida que propone su organización a esta situación empieza por reconocer como una nación a este pueblo aquejado por la violencia de género, el desempleo, la migración a las grandes ciudades, el alcoholismo y cada vez más captado por las iglesias evangélicas. Éste sería, según la historiadora, un primer paso para su integración. Un segundo paso: la escolarización en mapudungún. 

Tiempo de alianzas

¿Qué eco tiene denuncias como la de Pairemal en las instituciones europeas? Poco, porque a pesar de que el respeto a pueblos y territorios indígenas –recogido por ejemplo en convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo- es un instrumento que se incluye en buena parte de los acuerdos que cierra la UE con terceros países, la implementación a nivel nacional es cosa de cada Estado.

"Por eso mismo, venimos a abogar por que interpelen a los gobiernos de América Latina”, sigue la líder mapuche. "Y si no logramos grandes cosas, por lo menos lo visibilizamos. Hacer conciencia es humanamente cansador. A pesar de eso, en este tiempo en que hay que salvar el planeta, toda alianza es necesaria”, concluye.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda