Historiador experto en Rusia: ″El enemigo de Moscú es Occidente″ | Europa | DW | 19.05.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Historiador experto en Rusia: "El enemigo de Moscú es Occidente"

Las acusaciones del presidente ruso Putin contra Occidente refuerzan la narrativa del Kremlin de que Rusia es víctima de una gran conspiración, afirma el historiador rumano Armand Gosu en entrevista con DW.

El presidente ruso Vladimir Putin en Moscú el 9 de mayo de 2022.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú el 9 de mayo de 2022.

DW: El presidente ruso, Vladímir Putin, ha aprovechado el tradicional desfile militar en Moscú con motivo del Día de la Victoria, el 9 de mayo, para acusar a Occidente de una invasión planeada "en Rusia", es decir, en Crimea y otros lugares. Por tanto, la "operación militar especial" de Moscú era inevitable para cortar de raíz la supuesta agresión. ¿Qué significa esto para la guerra en Ucrania?

Armand Gosu: Creo que asistimos a una recalibración del discurso de Putin. Parece que desaparecen de ella términos que antes se utilizaban con frecuencia, como "desnazificación" o "bandas de drogadictos". Ahora se hace hincapié en la inevitabilidad de la guerra. Esto significa que no había alternativa a la guerra y que Putin solo hizo lo que estaba obligado a hacer.

Esta actitud no debe sorprendernos, es propia de las burocracias comunistas de tipo soviético y de los círculos militares de los que procede Putin. Es un tipo de cultura burocrática muy extendida. Las raíces de esta cultura son algo más antiguas que el régimen bolchevique. Conducen al Imperio Ruso, un Estado construido por una burocracia militarizada y organizada según el rango. La institución más importante era la del superior, el "natshalnik". Es una cultura específica de las sociedades rurales que no pudieron modernizarse o que simplemente rechazaron la cultura occidental.

En una entrevista anterior, usted dijo que este conflicto se resolverá en el campo de batalla, no en la mesa de negociaciones. ¿Por qué no de forma diplomática?

Porque Rusia sigue convencida de que puede ganar esta guerra. Y está haciendo todo lo posible para ganar. Es decir, el Ejército ruso intenta rodear al Ejército ucraniano. Esto se enseña en las academias militares de Moscú, siguiendo los patrones de las tácticas militares soviéticas en la Segunda Guerra Mundial. Tras el fracaso del gran plan de poner de rodillas a toda Ucrania en una guerra relámpago, pero también del plan de rodear las dos principales ciudades de Kiev y Járkov, el Ejército ruso se está concentrando en el Donbás. Todo lo que Putin podría conseguir ahora es un alto el fuego. Esto le permitiría conservar los territorios ocupados y le daría el respiro necesario para renovar sus capacidades militares y reanudar la ofensiva contra Ucrania.

El historiador rumano Armand Gosu.

El historiador rumano Armand Gosu.

Si, como usted dice, la guerra se decide en el campo de batalla, ¿cómo debe definir Ucrania una victoria militar? ¿Es suficiente con recuperar los territorios ocupados y anexionados por Rusia?

Tanto el presidente ucraniano como su ministro de Asuntos Exteriores han declarado en repetidas ocasiones que el objetivo es liberar el territorio de los ocupantes rusos, es decir, volver a las fronteras legales del país antes de la anexión de Crimea y la proclamación de las repúblicas populares separatistas en Ucrania.

Rusia, por su parte, quiere anexionar Jersón, Melitopol, Mariúpol y la mayor parte posible del Donbás, es decir, las zonas que aún controla el Ejército ruso. En cuanto Rusia se anexione estas zonas y Ucrania intensifique la contraofensiva para liberarlas, existe el peligro de que Putin lo considere un ataque a Rusia, ordene una movilización general e invoque el artículo de la estrategia de seguridad rusa que dice que, ante amenazas existenciales, se utilizarán armas nucleares para tomar represalias.

¿Qué dicen las acusaciones de Putin sobre las relaciones de Rusia con Occidente? ¿Y qué más debe hacer Occidente para responder a Moscú?

Las acusaciones contra Occidente solo refuerzan la narrativa básica del Kremlin de que Occidente es el culpable del estallido de la guerra, que Putin no tuvo otra opción, que Rusia es la víctima de una vasta conspiración estadounidense. O más exactamente, una conspiración de los anglosajones, que es el nuevo término de moda en Moscú. Pregunta qué puede hacer Occidente al respecto. Occidente debe ayudar a Ucrania a defenderse. Eso significa ayuda financiera, armas ofensivas, apoyo moral de la opinión pública, apoyo político. Occidente no es consciente del peligro ruso. El año 1814, cuando los soldados rusos ocuparon París, queda muy lejos. Europa occidental tiene poca memoria, es cínica y mercantilista.

Tanque ruso destruido en la región de Kiev.

Tanque ruso destruido en la región de Kiev.

Y si el Kremlin, para el que el verdadero casus belli era la adhesión de los ucranianos a los valores occidentales, se encuentra prácticamente en guerra con Occidente, ¿qué otras fuerzas hay en Rusia que puedan evitar una escalada y sacar a Vladimir Putin del poder?

Creo que Rusia está en estado de guerra con Occidente desde hace mucho tiempo, solo que desde el 24 de febrero de 2022 ha tomado la forma de guerra convencional. En cuanto a la capacidad de la élite rusa para evitar una escalada, no me hago ilusiones. Pero no descarto un escenario en el que Putin sea expulsado del poder en un golpe de Estado y un nuevo líder intente acabar con la guerra para evitar una derrota humillante.

Pero Occidente debe dejar claro que Rusia no lanzará una nueva guerra de agresión, una venganza. De lo contrario, las generaciones posteriores a nosotros también librarán sus guerras con Rusia, y nadie sabe si ganarán. Un nuevo Putin podría aparecer en el Kremlin en cualquier momento y volver a amenazar a Europa Central y Oriental.

El historiador rumano Armand Gosu es profesor asociado de Historia Política Rusa y Soviética en la Universidad de Bucarest.

(gg/ms)

DW recomienda