Histórico: por primera vez ministra británica toma pre y posnatal | Europa | DW | 02.03.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Histórico: por primera vez ministra británica toma pre y posnatal

Antes, las mujeres que trabajaban en el gobierno de Reino Unido debían renunciar a sus cargos si deseaban tener hijos. Ahora eso cambió y la primera favorecida fue Suella Braverman.

Suella Braverman.

Suella Braverman.

Tras un cambio en una legislación que había quedado obsoleta y era "inaceptable para los tiempos actuales”, como el mismo gobierno de Reino Unido reconoció en un comunicado, este martes (02.03.2021) la ministra Suella Braverman se convirtió en la primera funcionaria del Ejecutivo británico en tomarse su permiso de maternidad sin necesidad de tener que renunciar a su puesto.

Braverman, de 40 años, marca así un hito histórico y ella misma, a través de un video que colgó en su cuenta de Twitter, recalcó este avance, señalando que se trata de un "momento decisivo” para el país y que estaba muy entusiasmada por "formar parte de la historia”. Asimismo, estimó que con la instauración de esta medida se manda un mensaje "a las mujeres jóvenes que quieran hacer carrera en política”.

La dirigente, que es Fiscal General, un cargo ministerial que aconseja al Ejecutivo en asuntos jurídicos, será sustituida durante seis meses por uno de sus adjuntos, el parlamentario Michael Ellis, y seguirá cobrando su salario, aunque bajo el cargo de "ministra en licencia (fiscal general)”, como detalló el gabinete del premier Boris Johnson.

El mismo primer ministro saludó a Braverman, que espera a su segundo hijo, y le entregó sus mejores deseos para su licencia de maternidad. La ley, firmada por la reina Isabel II y, con ello, inmediatamente en vigor, reemplaza a una legislación que habría obligado a Braverman, como ocurrió con tantas mujeres en el pasado, a renunciar a su puesto para tomarse el permiso de maternidad.

"Es bastante increíble que las ministras a lo largo de la historia se hayan visto obligadas a dimitir o a ser degradadas cuando han decidido tener hijos", fustigó en su momento la laborista Rachel Reeves. "Las mujeres trabajadoras no deberían verse obligadas a elegir entre tener hijos y sus carreras", dijo.

La nueva ley se aplicará a todas las mujeres que ocupen puestos en el gobierno y les permitirá tomarse medio año de permiso conservando la totalidad de su salario.

DZC (AFP, dpa)

DW recomienda