Hezbolá celebra “gran victoria” en parlamentarias libanesas | El Mundo | DW | 07.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hezbolá celebra “gran victoria” en parlamentarias libanesas

La milicia chiita aseguró una importante presencia en el Parlamento, que le permitirá incluso vetar leyes. Pese a ello, el premier sunita Saad Hariri podrá aspirar a formar Gobierno.

Si los datos entregados por la prensa libanesa este lunes (07.05.2018) son corroborados oficialmente, algo que se espera así ocurra, el grupo chiita Hezbolá conseguirá una importante fuerza parlamentaria. Los miembros de la milicia ya celebran lo que consideran una "gran victoria política y moral”, mientras que el primer ministro, Saad Hariri, reconoció a primera hora que su partido, la Corriente del Futuro, obtuvo solo 21 escaños, 12 menos que los que tenía hasta ahora.

Hassan Nasrallah, líder de Hezbolá, dijo que en base a "los resultados anunciados por los grupos electorales, podemos decir que hemos logrado aquello que queríamos”. Todas las previsiones apuntan a que la milicia tendrá la fuerza suficiente como para vetar leyes. "El nuevo Parlamento representa una garantía para la protección de la estabilidad del país”, aseguró Nasrallah.

Saad Hariri.

El premier libanés Saad Hariri.

Asimismo, valoró los logros de las "fuerzas de resistencia” (en referencia a sus aliados en el país y a Irán, que respalda a Hezbolá) y felicitó la realización de las votaciones como "un logro nacional histórico”. Las cifras que circulan estiman que el grupo y sus aliados sumarán en total 43 asientos en un Parlamento de 128, y Hezbolá por sí solo sumó un congresista más a los 12 que tenía hasta ahora, llegando a 13.

Premier debilitado

Aunque el primer ministro libanés vio mermada su fuerza, aún su bloque parlamentario, donde están integrados otros grupos sunitas, es el más grande, lo que le permitirá permanecer en el cargo para formar el próximo gobierno. "Extiendo mi mano a todos los libaneses que participaron en la elección para preservar la estabilidad y crear empleos”, dijo Hariri, con estrechos vínculos con Arabia Saudita y Occidente.

Otros ganadores fueron los derechistas de Fuerzas Cristianas Libanesas, que casi duplicaron su número de asientos hasta alcanzar los 15 con un discurso marcado por el rechazo a la corrupción. El cambio de la ley electoral permitió, además, el surgimiento de nuevos movimientos, muchos de los cuales restaron votos al oficialismo. El analista Ibrahim Bayram dijo a la agencia AP que "claramente, la Corriente del Futuro ya no monopoliza el voto sunita”, y destacó que ahora Hariri asumirá con un premier debilitado.

DZC (AP, EFE, AFP, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad