Hessel, autor de ″¡Indignaos!″, se declara ″admirador″ de Zapatero | Europa | DW | 01.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hessel, autor de "¡Indignaos!", se declara "admirador" de Zapatero

Hessel, autor de "¡Indignaos!", se declara "admirador" de Zapatero

El escritor y diplomático francés Stéphane Hessel, que con su libro "¡Indignaos!" inspiró a muchos de los integrantes del movimiento ciudadano que irrumpió en España el 15 de mayo, se declaró en Madrid "admirador" del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El francés, que a sus 93 años es el único redactor vivo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, presentó en la capital española su nuevo libro, "¡Comprometeos!".

Cuando fue inquirido sobre el camino que en su opinión debe tomar el "movimiento de los indignados" en España, al que ha apoyado públicamente, Hessel abogó por "empezar por usar los partidos más democráticos".

"Hay que apoyarlos en las próximas elecciones", instó. "No vale decir 'yo me abstengo porque todos son iguales'. No es cierto", dijo. Y añadió que además hay que apoyar a los movimientos que surgen pidiendo una sociedad con más consenso y menos violencia.

En Francia, dijo, él vota al Partido Socialista. Y fue ahí cuando se declaró "admirador" de Zapatero. "Tal vez (Alfredo Pérez) Rubalcaba sea otro gran español", manifestó refiriéndose a quien sucederá a Zapatero como candidato socialista a La Moncloa en las elecciones generales anticipadas del próximo 20 de noviembre.

Preguntado por la victoria que las encuestas dan al conservador Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en esos comicios, Hessel abogó por votar en contra de él, si es que es "contrario" al espíritu del "movimiento de los indignados".

"No conozco en profundidad la situación política de este país", admitió no obstante, antes de manifestar que él no dice a quién votar.

Por otro lado, este miembro de la Resistencia francesa y superviviente del campo de concentración alemán de Buchenwald aseguró que la democracia se convierte en oligarquía cuando los gobiernos no escuchan a los ciudadanos.

"La democracia debe permitir a todos llevar una vida digna y si los gobiernos no escuchan al 'demos' (pueblo) falla algo", dijo. "Hace falta que el poder escuche al pueblo. Es fácil de decir pero no fácil de hacer". dpa