Herman van Rompuy recibe Premio Carlomagno 2014 | Europa | DW | 29.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Herman van Rompuy recibe Premio Carlomagno 2014

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, recibió el jueves el Premio Carlomagno 2014 por sus méritos como "mediador y buscador de consensos" en pos de la consolidación y el desarrollo de la Unión Europea.

El directorio del galardón en la ciudad de Aquisgrán destacó el trabajo del político de 66 años y reconoció "su importante trabajo como medidador, por trabajar a favor de lograr el consenso y por impulsar la Unión Europea".

Van Rompuy fue un "importante aportador de ideas e impulsos" que contribuyó a buscar "el camino que deberá tomar la Europa del mañana", señaló el órgano en su justificación. El belga es presidente del Consejo Europeo desde hace cuatro años.

El Premio Carlomagno estuvo dedicado en los últimos años a personalidades que lucharon por la unión de Europa en medio de la crisis de la deuda. El año pasado fue premiada la presidenta de

Lituania, Dalia Grybauskaite, por su ejemplar forma de encarar la crisis económica en su país.

La distinción que lleva el nombre del emperador franco (768-814) cuyo reino tenía por capital a Aquisgrán es otorgada cada año desde 1950. Entre los galardonados figuran el rey Juan Carlos I de España y el ex presidente del gobierno español Felipe González.

El Consejo Europeo es una de las siete altas Instituciones de la Unión Europea. Lo integran los veintiocho jefes de Estado o de Gobierno de los países miembros, el Presidente de la Comisión Europea y el presidente del Consejo Europeo. Este ultimo preside las reuniones.

En las reuniones y tareas también participa el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, aún cuando no es miembro de pleno derecho. La composición y la lógica de funcionamiento del Consejo Europeo lo convierten en un órgano de naturaleza sobre todo intergubernamental.

Sus funciones son de orientación política y de jefatura colectiva simbólica, fijando las grandes líneas directrices y los objetivos de la Unión en los ámbitos más relevantes; la potestad legislativa le está expresamente vedada por los Tratados.

Publicidad