Heckler & Koch: el mal negocio de la venta de armas a México | Alemania | DW | 21.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Heckler & Koch: el mal negocio de la venta de armas a México

La empresa de armas alemana Heckler & Koch deberá pagar una multa de 3,7 millones de euros por la venta ilegal de armas a México. Se presume que las armas se usaron en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Prozess gegen Heckler & Koch (picture-alliance/dpa/S. Schuldt)

Inicio del juicio en el Tribunal Regional de Stuttgart en mayo del año pasado.

La Justicia alemana emitió un veredicto este jueves (21.02.2019), tras casi una década de investigaciones. El Tribunal Regional de Stuttgart condenó a la empresa armamentística alemana Heckler & Koch a pagar una multa de 3,7 millones de euros y a dos de sus empleados a penas de libertad condicional, en el marco de un proceso contra cinco de sus trabajadores por presunta exportación ilegal de armas a México.

La Fiscalía de Sttugart sostenía que los acusados exportaron ilegalmente más de 4.680 rifles de asalto G36 a México entre 2006 y 2009. Se dice que algunas de ellas se usaron en 2014 en el asesinato de seis estudiantes mexicanos y en el asesinato de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

La policía corrupta y la mafia de la droga serían los responsables de la masacre. Sin embargo, los activistas de derechos humanos ven además no solo corresponsabilidad en Heckler & Koch, sino también en la Fiscalía alemana y el Gobierno federal: uno por la tardanza en investigar el caso y, el otro, por no controlar suficientemente la exportación de armas.

Las víctimas no fueron admitidas en el juicio

Jürgen Grässlin, portavoz de la campaña por el cese del comercio de armas, inició la investigación con su demanda en 2010. Se queja de que el tribunal no haya permitido que se hocoeran presentes en el juicio de forma conjunta las víctimas de Iguala. Y también del papel de la administración. "Las autoridades de concesión de licencias de exportación deberían sentarse en el banquillo de acusados", dice.

Jürgen Grässlin, Publizist & Rüstungsgegner (picture-alliance/dpa/Geisler-Fotopress/C. Hardt)

Jürgen Grässlin, publicista y activista contra el comercio de armas.

"Admitir a los afectados como acusación particular habría revelado las verdaderas consecuencias de las exportaciones de armas a México", explica Grässlin, para quien asistir a los 28 días de vistas ha resultado duro. Sobre todo soportar "que en este proceso las personas torturadas, lisiadas y asesinadas en México con rifles de asalto G36 no hayan tenido ningún papel". Sin embargo, ve el proceso como un gran éxito.

Entregas a regiones peligrosas

El juicio puso de manifiesto una brecha en los controles alemanes de exportación de armas para México: mientras la venta de armas al país en general estaba permitida, se quería evitar en ciertos estados mexicanos (Chihuahua, Chiapas, Guerrero y Jalisco) en los que la guerra con los cárteles de la droga, la corrupción policial y las violaciones de los derechos humanos están particularmente generalizados. Sin embargo, seguían llegando.

Heckler & Koch Sturmgewehr G36 (picture-alliance/dpa/P. Seeger)

El fusil de asalto G36 fabricado por Heckler & Koch.

Es cuestionable si el Ministerio de Defensa de México, que compró las armas, estaba al tanto de las restricciones establecidas en la declaración de uso final. Mientras tanto, Heckler & Koch pudo alegar que las armas fueron entregadas al Ministerio, aunque obviamente este no era su destino final.

Fallos en el Ministerio 

"Estaba claro desde el principio dónde irían los suministros", dijo el fiscal general Karlheinz Erkert en su alegato final antes de la sentencia. Describió el asunto como "escandaloso, vergonzoso y sombrío". La responsabilidad de los cinco acusados ha sido mitigada por las irregularidades en la emisión de certificados de exportación por parte de las autoridades competentes. Los certificados de exportación son responsabilidad del Ministerio Federal de Economía y la Oficina Federal de Relaciones Exteriores. Sin embargo, ninguno de sus funcionarios ha sido acusado.

La Audiencia Provincial de Stuttgart estableció que uno de los condenados, un exempleado del fabricante alemán, deberá cumplir un año y diez meses de libertad condicional y pagar una multa de 80.000 euros, e impuso a otra empleada una pena de un año y cinco meses de libertad condicional y 250 horas de trabajo comunitario. Los otros tres acusados fueron absueltos.

(lgc/rrr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad