¿Hay que ayudar a empresas registradas en paraísos fiscales? | El Mundo | DW | 29.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

¿Hay que ayudar a empresas registradas en paraísos fiscales?

Francia, Dinamarca y Polonia se niegan a destinar sus paquetes de ayuda financiera por el coronavirus a empresas registradas en paraísos fiscales. Pero Irlanda, Reino Unido, Luxemburgo y Holanda piensan de otra manera.

Distrito bancario de Dublin. Irlanda es acusada de ayudar a multinacionales a evadir impuestos.

Distrito bancario de Dublin. Irlanda es acusada de ayudar a multinacionales a "evadir impuestos".

En la Unión Europea, Francia, Polonia y Dinamarca han propuesto excluir de las ayudas financieras por la crisis del coronavirus a compañías registradas en paraísos fiscales. Italia podría unirse a esta iniciativa, después de que el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, se sumara a las voces que piden poner coto a estos refugios financieros.

Mientras tanto, la Comisión Europea confirmó el pasado 24 de abril que su regulación permite a países individuales bloquear sus paquetes de ayuda por el coronavirus a las empresas registradas en paraísos fiscales. Los expertos fiscales consideran que este tipo de medidas podrían impulsar la transparencia y el camino hacia un terreno de juego parejo en el ámbito de la fiscalidad corporativa global. "Este es un importante paso simbólico", dice Quentin Parrinello, que trabaja para Oxfam en política fiscal.

Hay una presión creciente en las empresas de la UE que reciben fondos de ayuda para que empleen de forma ética el dinero de los contribuyentes, lo que implica que los beneficiarios deberían reducir sus emisiones de dióxido de carbono, no comprometer pagas de dividendos o recompras de acciones y no eludir el pago de impuestos.

La red Tax Justice Network calcula que cada año se pierden 500 mil millones de dólares en impuestos de corporaciones multinacionales, "que abusan de la ley para pagar menos impuestos de los que deben". La organización señala que esta cifra supone 250 veces más que los 2 mil millones de dólares pedidos por la ONU para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus en los países más pobres, una cantidad que, por cierto, aún no ha sido reunida.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Francia, Polonia y Dinamarca, pioneros

El pasado 8 de abril, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, advirtió que las grandes compañías que deseen beneficiarse de los 6 mil millones de dólares que ofrece su Gobierno como ayuda por la crisis del coronavirus deben pagar los impuestos nacionales. "Acabemos con los paraísos fiscales, que son la pesadilla de las economías modernas", dijo.

Dinamarca fue el siguiente. "De acuerdo con las directrices de la UE, las empresas registradas en paraísos fiscales no pueden recibir compensaciones", decía un comunicado del ministro de Finanzas del país. Según Rune Lund, portavoz de asuntos fiscales del partido Alianza Roja y Verde, la nueva restricción se aplica a empresas registradas en países que figuran en la lista de la UE como "jurisdicciones fiscalmente no cooperativas". "Si invertimos miles de millones procedentes de los impuestos de los contribuyentes en salvar empresas y empleos, el dinero debe emplearse con ese propósito y no dárselo a un paraíso fiscal situado en el otro lado del mundo", dijo Lund a la agencia de noticas Reuters. El Gobierno danés aseguró que las empresas estarían autorizadas a pagar dividendos de nuevo una vez hayan devuelto toda la ayuda que hayan recibido.

Por su parte, el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, dijo la semana pasada que las compañías registradas en paraísos fiscales o que controlan empresas subsidiarias situadas en ellos no podían aspirar a recibir ayuda del paquete de rescate. Del monto total de 110 mil millones de euros al que asciente ese paquete, el país galo empleará 4 mil millones en startups, mientras que 20 mil millones irán a parar a manos de empresas más grandes, como Air France.

Riqueza y poder para las grandes corporaciones

El pasado mes de diciembre de 2019, una investigación de The Fair Tax Mark acusaba a Amazon, Facebook, Google, Apple y Microsoft de "esquivar agresivamente" 100 mil millones de dólares en  impuestos globales durante la pasada década. Facebook solo pagó 34,58 millones de dólares en impuestos corporativos en Reino Unido en 2018, a pesar de ventas récord que ascendían a 1,98 mil millones de dólares.

Un informe de diciembre de 2019 del The Fair Tax Mark, titulado "The Silicon Six and their $100 billion global tax gap" (Los seis de Silicon y su agujero fiscal global de 100 mil millones de dólares), también mostró cómo Irlanda juega un "papel central en la evasión de impuestos" de Apple, Facebook, Google y Microsoft.  Una investigación de 2018 llevada a cabo por las universidades de California y Copenhague arrojó que Irlanda era el "mayor refugio fiscal del mundo".

Además de Irlanda, Luxemburgo y Holanda son los otros dos países de la UE que aceptan ingresos fiscales de beneficios hechos en otros países. Lo hacen mediante incentivos como albergar las sedes de firmas extranjeras. Según The Tax Justice Network, Holanda acoge anualmente 10 mil millones de dólares de tasas corporativas de otros países de la UE, mientras que Francia e Italia, reciben 2,7 mil millones de libras y 1,5 mil millones de libras respectivamente. Investigadores de las universidades de California, Berkeley y Copenhague señalan que más del 84 por ciento de ingresos fiscales que pierde Italia por los refugios fiscales, van a parar a otros países europeos, con Luxemburgo, Irlanda y Holanda a la cabeza, seguidos por Bélgica, que también está considerado refugio fiscal.

Es poco probable que las autoridades de Reino Unido, Holanda, Suiza y Luxemburgo sigan el ejemplo de Francia y Polonia. Reino Unido es descrito por The Tax Justice Network como el "mayor facilitador del mundo para eludir impuestos corporativos". Alex Cobham, director ejecutivo de The Tax Justice Network, dice que refugios fiscales como las Islas Vírgenes británicas, Holanda y Luxemburgo "han alimentado una carrera hacia el abismo, transfiriendo riqueza y poder a las grandes corporaciones y quitándoselo de esta manera al personal médico y a los trabajadores de servicios públicos, que hoy arriesgan sus vidas con equipos precarios de protección para proteger las nuestras".

(ms/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda