″Harvey″ provoca inundaciones ″sin precedentes″ en Texas | El Mundo | DW | 28.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Harvey" provoca inundaciones "sin precedentes" en Texas

Miles de personas participaban hoy en las tareas de rescate en Texas ante las inundaciones "sin precedentes" provocadas por el huracán "Harvey", degradado a tormenta tropical, a su paso por el sureste de Estados Unidos.

La tormenta, que dejó al menos cinco muertos, afectó especialmente a Houston, una de las ciudades más pobladas del país. Las imágenes publicadas en los medios y las redes sociales mostraban autos a la deriva en las aguas, que alcanzaban los techos de algunas viviendas, mientras se espera que la tormenta azote a Texas durante varios días.

"Este evento no tiene precedentes y sus impactos son desconocidos y van más allá de toda experiencia previa", indicó el Servicio Meteorológico Nacional en Twitter.

 

"Las lluvias continuarán"

El Centro Nacional de Huracanes informó que se registraron emergencias por inundaciones en partes del sureste de Texas, entre ellas en Houston y sus suburbios. "Estas lluvias continuarán, lo que hará que esta tormenta sea mucho peor que 'Allison'", dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en referencia a la tormenta que devastó el sureste del estado en junio de 2011 y dejó 50 muertos.

"Tenemos más de 1.000 personas asignadas a búsqueda y rescate. Tenemos equipos donde impactó la tormenta en primer lugar y ahora estamos sumando más en Houston, por lo que hay miles (de rescatistas) de todo el estado, además de las agencias locales", añadió.

"Los texanos deben prepararse para más lluvias fuertes esta noche", señaló el gobernador más tarde en una conferencia de prensa. "Estas serán unas lluvias históricas, o acaso marcarán un récord".

"Harvey" tocó tierra el viernes, 50 kilómetros al noreste de la localidad de Corpus Christi, en el sur de Texas, como huracán de categoría 4 -el primero en 12 años de esa envergadura- y a lo largo del sábado se fue degradando hasta convertirse en tormenta tropical.

El gobernador sumó hoy al condado de Harris, en el que está ubicado Houston, a la lista de zonas de desastre, lo que permite acelerar la llegada de recursos. "Houston se está llevando la peor parte" de "Harvey", dijo Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). Según señaló, la agencia tiene a 5.000 personas en Texas y Louisiana ayudando en las misiones de rescate.

Aeropuerto de Houston suspendió operaciones

El aeropuerto internacional de Houston suspendió hoy sus operaciones debido a las inundaciones. "Todas las operaciones comerciales fueron suspendidas hasta nuevo aviso", informó la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) en Twitter.

Hasta el momento, "Harvey" provocó dos muertes en Texas: una persona murió por el incendio de una casa y una mujer falleció al salir de un vehículo que quedó atrapado por la crecida de las aguas.

Por su parte, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, defendió su decisión de no evacuar la ciudad. "No se puede mandar a la ruta a 6,5 millones de personas. Es peligroso", manifestó en una conferencia de prensa.

"Peor que Katrina"

El presidente estadounidense, Donald Trump, viajará el martes a Texas, informó hoy la Casa Blanca, que apuntó que está coordinando la logística del viaje con las autoridades estatales y locales.

"Seguimos rezando y pensando en todos los afectados", señaló la portavoz Sarah Sanders después de que Trump, la primera dama Melania y su hijo Barron regresaran a la Casa Blanca desde Camp David.

Previamente, el mandatario había dicho que iría a Texas en cuanto pudiera realizar un viaje que no perturbara las operaciones en el lugar. "Gran operación de rescate en marcha!", escribió más temprano en Twitter.

El teniente general Russel Honore, que comandó la fuerza responsable de coordinar de los esfuerzos militares de rescate en las zonas devastadas por el huracán "Katrina" dijo que "Harvey" tenía una escala aún mayor.

"Creo que la lección de esto será que no podemos dejar a la gente en una zona inundable cuando está llegando una tormenta", dijo a CNN. El huracán "Katrina", que golpeó el sureste de Estados Unidos en agosto de 2005, provocó graves inundaciones en Nueva Orleans y otras comunidades cercanas y dejó unos 1.800 muertos.

CP (dpa, efe, rtr)

DW recomienda

Publicidad