Hamburgo: teatro como medio de integración | Cultura | DW | 01.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Hamburgo: teatro como medio de integración

Mavi Cubas imparte talleres de teatro de improvisación para inmigrantes en Hamburgo. En entrevista con Deutsche Welle, explica cómo este género contribuye a la integración de estas personas en la sociedad alemana.

DW: ¿De qué forma ayuda el teatro de improvisación a los migrantes para superar las barreras del idioma y en general de la comunicación?

La improvisación teatral es un método y técnica de trabajo que ayuda a cada ser humano a descubrirse a sí mismo. La improvisación la practicamos en todos los grupos de teatro de nuestro taller. De este modo, cada participante tiene la opción de conocerse, reconocerse, enriquecerse, crear y estar presente aquí y ahora. Por eso es indispensable tenerlo en cuenta para superar las barreras del idioma y la comunicación. Es un privilegio para mí poder ayudar con este tipo de trabajo.

DW: Tú trabajas con niños, jóvenes y adultos en tus clases. ¿Qué diferencias notas entre los adultos y los niños migrantes? ¿Es más fácil trabajar con niños que con adultos o viceversa?

En casi todos los talleres participan migrantes o hijos de los mismos. También alumnos de colegios bilingües y además estudiantes extranjeros de todo el mundo. Siempre es más fácil trabajar con los más pequeños porque no hay que descubrir al niño que llevan dentro. Ellos lo tienen en su presente. En cambio, los adultos tienen que encontrar primero su niño interior.

Theaterorganisation in Hamburg La Semilla

Los participantes de los talleres de teatro de improvisación son niños, jóvenes y adultos de todas partes del mundo.

DW: Cada participante de tus talleres trae consigo un trasfondo diferente por cultura o religión. ¿Cómo es tu preparación para poder entenderlos a todos? ¿Por qué crees que el teatro de improvisación es una herramienta elemental para la integración de un migrante en una cultura diferente?

Se podría decir que uno se vuelve casi psicólogo con este tipo de trabajo. La mayoría de personas traen efectivamente consigo una nueva cultura. Por ello también decidí estudiar Terapia de Teatro y es así que esta base de conocimientos me abre nuevas puertas para poder entender a las personas. Naturalmente, el teatro es una herramienta vital de integración y transformación social. En talleres experimentales de teatro tenemos diferentes modos de intervención con grupos en el ámbito social y terapéutico. El trabajo escénico aquí es un proceso liberador, de cambio y de integración que permite vivir una experiencia grupal. Por ejemplo, poniéndose en el lugar del otro y desde allí proponer soluciones o transitar por emociones nuevas o emociones ya conocidas.

DW: ¿En qué medida es importante para el migrante aprender a expresarse verbalmente y corporalmente?

La expresión "non Verbal", el lenguaje corporal, es la base de nuestra comunicación. El ser humano tiene diferentes posibilidades de comunicación, una de ellas es naturalmente la verbal, que es importante para indagar y conocer la nueva cultura. Una experiencia muy interesante es un proyecto con jóvenes actores hispanohablantes y alemanes. Con ellos hemos formado un grupo muy dinámico y trabajamos en alemán y en español. La obra que estamos preparando se llama Miedo y está basada en textos de poetas como Mario Benedetti, Eduardo Galeano y Hanna Arendt.

DW: ¿Qué te comentan los participantes y padres de los niños después de cada taller?

Al término de los talleres, los participantes preguntan por otros grupos donde puedan seguir participando. Me hace feliz que quieran continuar. Muchos siguen asistiendo al taller de teatro de La Semilla, que tiene interesantes proyectos como "Dos Culturas en acción“, un proyecto de teatro bilingüe, que se imparte en el Museo de Etnología de Hamburgo, así como también en diferentes escuelas e instituciones de Alemania y España.

DW: Finalmente, ¿estas satisfecha con el trabajo que realizas?

El poder entender y sentir la alegría de mis alumnos es una de mis grandes satisfacciones, porque el teatro es mi vida. Este tipo de talleres de improvisación se deberían incluir oficialmente como parte del proceso de integración en diferentes comunidades, tantos como sea posible. Es importante invertir en un proceso creador porque la improvisación teatral, tanto verbal como no verbal, es el camino a seguir para reencontrarnos con nuestro niño interior. Eso es parte de un gran proceso de integración.

Mavi Cubas estudió actuación en su Perú natal, interpretación y animación sociocultural en España, y pedagogía teatral y teatroterapia en Alemania. Actualmente dirige su taller de teatro La Semilla en Hamburgo.