¿Habrá líneas rojas en las negociaciones de la UE con el Mercosur de Bolsonaro? | América Latina | DW | 18.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

¿Habrá líneas rojas en las negociaciones de la UE con el Mercosur de Bolsonaro?

Una buena noticia: Brasil se declara a favor de acelerar las negociaciones Mercosur-UE; no se retirará del Acuerdo de París. Una mala: antepondrá la autonomía nacional.

Que durante la visita del presidente de Argentina, Mauricio Macri, a su homólogo brasileño, Jaír Bolsonaro, se hayan pronunciado a favor de acelerar las negociaciones para el acuerdo entre los países del Mercosur y la Unión Europea es una buena noticia. 

“Lo veo con mucho interés, porque es un tratado que afectará a 800 millones de personas”, dice a DW el eurodiputado portugués Fernando Rúas, presidente de la Delegación para la Relaciones con Brasil. 

“Siendo Argentina y Brasil los dos más grandes del bloque sudamericano, me satisface que puedan dar un impulso importante a este acuerdo”, agrega. 

Para el acuerdo que se busca desde hace más de 20 años por el lado europeo existe consenso. “El Parlamento Europeo y las instituciones han dejado claro que lograr ese acuerdo es una prioridad para nosotros”, dijo a DW el eurodiputado español Francisco Millán Mon, eurodiputado miembro de la comisión de Relaciones Exteriores. 

Este anuncio dejaría sin efecto el anterior en cuanto a que Brasil saldría de Mercosur. Esto hacía que los europeos, socios estratégicos del gigante del sur, no las tuvieran todas consigo. Poco antes de que el ex militar asumiera el poder ), la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malstróm, se pronunciaba con cautela. 

Ya veremos

 “Hemos  negociado con este gobierno, ya veremos cómo avanzamos con el próximo”, dijo Malström a la prensa en Estrasburgo. Hace siete días, de la Comisión Europea salió una carta solicitando al gobierno de Brasilia aclaraciones. 

Los resultados del encuentro con Macri son esperanzadores. También el anuncio de que Brasil no saldrá del Acuerdo de París.  Aunque el anuncio viene con un matiz: la autonomía nacional será priorizada. ¿Qué podría significar esto? No se sabe muy bien. 

Con todo, “las últimas noticias son buenas para todos nosotros porque ya no hay la amenaza directa de retirada del Acuerdo de París. Representa una apertura para que un país de las dimensiones de Brasil pueda hacer su contribución a la lucha contra el cambio climático. Junto con los otros países del Mercosur”, defiende Rúas. 

El momento es ahora

“Tengo la impresión de que el presidente Bolsonaro no tiene muy clara la cuestión del Mercosur, el presidente Macri sí”, dijo a DW el eurodiputado español Javier Nart, liberal, miembro de la Comisión de Exteriores y autor de un libro sobre el Brasil. 

“Es imprescindible que los dos gigantes del sur, por su ubicación y su proyección lleguen a una conjunción. De lo contrario cada uno será importante de manera reducida. Un poco como Europa: Alemania es importante, pero sin la UE, sería un segundo actor en el mundo. La integración de Mercosur –como quiera llamarse, como quiera que se articule- es fundamental. Porque si no serán progresivamente irrelevantes como lo hubiéramos sido nosotros”, agrega. 

En su opinión, el momento de la negociación es ahora. 

“El ensimismamiento, profundamente analfabeto, por el que ha optado Estados Unidos ha dejado un vacío. Éste va siendo cubierto de forma puntual por China. Europa tiene que esforzarse por una presencia económica importante en ese continente. Si no nos movemos nosotros, se moverán otros”, prevé Nart. 

La Comisión Europea, sin embargo, siempre vuelve a subrayar que se trata de lograr un buen acuerdo, no un acuerdo acelerado. 

¿Líneas rojas?

Cabe recordar que los tratados llamados “de última generación”, negociados por  el ejecutivo comunitario, incluyen capítulos de género, la Agenda 2030 de desarrollo sostenible, diálogo con la sociedad civil y los objetivos del Acuerdo de París. 

“Efectivamente, los acuerdos de la UE no se detienen en el comercio sino que están inscritos en los valores de la UE. Y son muy importantes. Hacen referencia a los derechos humanos, al medio ambiente”, recalca Rúas. También a las políticas de género, muy desacreditadas por Jaír Bolsonaro en su campaña. 

Teniendo en cuenta que esta misma semana, el flamante mandatario brasileño suspendía fondos para organizaciones medio ambientalistas, ¿cabe esperar que el acuerdo que se lograre con Mercosur sea de última generación como el que se renegocia con México y con Chile? ¿Dónde estarían las líneas rojas de la UE? “Eso va a ser una cuestión de los negociadores”, responde Rúas recalcando su beneplácito por la puerta que se ha abierto. 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda