Héroe en el infierno | Deportes | DW | 18.10.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Héroe en el infierno

No todo fue color de hormiga para el fútbol alemán en la jornada eliminatoria para la Eurocopa 2008. Otto Rehhagel se convirtió en héroe al llevar a Grecia a vencer a domicilio al archienemigo, Turquía.

Otto Rehhagel, entrenador de Grecia.

Otto Rehhagel, entrenador de Grecia.

Pese a la derrota del seleccionado alemán frente a la República Checa, por doloroso marcador de 3 a 0, no todo fue color de hormiga para el fútbol germano en la jornada eliminatoria para la Eurocopa 2008. Otto Rehhagel, técnico de Grecia, llevó a su equipo a ganar un partido que, por muchas razones, parecía casi una guerra.

Encuentro en el infierno

A nivel político, Grecia y Turquía son enemigos más que acérrimos. El conflicto se sintetiza en la situación de la isla de Chipre, dividida en una parte griega y otra, en el norte, bajo dominio turco. De este modo, en el partido de anoche había mucho más que la clasificación a la siguiente ronda. Se trataba de una cuestión de orgullo nacional.
Fußball EM-Qualifikation Türkei gegen Griechenland

Ioannis Amanatidis vence por alto al portero Demirel.


Las cosas parecían inmejorables para el cuadro turco. El pasado 24 de marzo había ganado el primer duelo eliminatorio frente a los griegos por un contundente 4 a 1, y ahora jugaban como locales en el auténtico caldero de Estambul: el estadio Ali Sami Yen del equipo Galatasaray, recinto conocido como entre los aficionados turcos como “el infierno”.

La escenografía estaba puesta para infringir a los griegos una nueva derrota humillante. Pero se interpuso la estrategia. Primero que nada, Rehhagel alojó a su equipo en un lujoso hotel de Estambul, ubicado a unos cuantos metros del lugar donde entrenaba el cuadro turco. Desde el piso del entrenador alemán era posible observar los entrenamientos de su contrincante, lo cual provocó un “escándalo estratégico” como lo calificó el diario turco Fanatik.

Táctica ofensiva

El partido, como era de esperarse, resultó tenso. Rehhagel lanzó a su equipo a buscar el gol desde un principio. Sorprendido, el conjunto turco no exigió demasiado a la defensiva griega comandada por Sotirios Kyrgiakos, jugador del Eintracht Frankfurt. Otros dos futbolistas de la Bundesliga, Amanatidis (también Frankfurt) y el campeón goleador, Theofanis Gekas (Bayer Leverkusen), tuvieron las oprotunidades más claras de gol en la primera parte pero no consiguieron vulnerar la cabaña contraria.

Fußball EM-Qualifikation Türkei gegen Griechenland

En el partido se luchó por cada centímetro.


La defensiva turca, asistida en ocasiones por Hamit Altintop (Bayern München), se empeñaba en adelantarse y forzar el fuera de juego con resultados cuestionables. Al minuto 62 recibió un primer aviso cuando apenas por unos cuantos centímetros deshabilitó a Karagounis, que pareció quedar solo ante el rechace del arquero Demirel. El abanderado marcó la posición adelantada.

Amanatidis se estrena

Pero el equipo de Rehhagel repitió la dosis. Al minuto 79, una falla defensiva dejó al goleador Amanatidis en posición franca frente al cancerbero turco. El griego no perdonó, y con disparo por alto selló su primer gol internacional.

El drama turco continuó hasta el minuto 87, cuando Arda Turan estrelló un disparo en el poste izquierdo. El encuentro culminó entre silbidos de los aficionados turcos a su selección. Los gladiadores de la Bundesliga Gekas (Bayer Leverkusen) Kyrgiakos, Amanatidis (Frankfurt) y Charisteas (FC Nürnberg) conquistaban así una victoria múltiple: permanecían como primer lugar del Grupo C, se convertían en el segundo clasificado a la Eurocopa 2008, y vencían en casa al archienemigo. El alemán Otto Rehhagel, por su parte, se alzaba como héroe de una nueva epopeya griega.

DW recomienda

ADVERTISEMENT