Guerra de guerrillas en Mali | El Mundo | DW | 06.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Guerra de guerrillas en Mali

Milicias islamistas ofrecen resistencia tras el avance de las tropas francesas en el país africano. Francia habla de un posible regreso de sus tropas.

Los rebeldes islámicos del norte de Mali están apostando por una guerra de guerrillas en la zona tras el avance de las tropas francesas, que se toparon con grupos yihadistas en los alrededores de la ciudad de Gao, indicó hoy el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Los insurgentes incluso dispararon cohetes, comentó a la radio Europe 1 en París el ministro, que además indicó que los primeros de los 4.000 soldados galos desplegados comenzarán a regresar a su país en las próximas semanas.

"Desde el momento en que nuestras fuerzas, apoyadas por fuerzas malienses, comenzaron a realizar misiones y patrullas alrededor de las ciudades que hemos tomado, nos hemos topado con grupos yihadistas que combaten", dijo.

Le Drian señaló que ante el progresivo estacionamiento de las tropas de otros países africanos y el éxito cosechado hasta ahora, es tiempo de ir cerrando la operación. Desde su inicio han muerto cientos de combatientes del lado enemigo, añadió, y admitió que también son considerables los daños materiales. De parte francesa murió un soldado.

Posible repliegue

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, habla de marzo como fecha para el inicio del repliegue. "Pienso que, si todo sale según lo planeado, el número de tropas bajará a partir de marzo", declaró al diario "Metro" de hoy.

"Los africanos y los propios malienses deben ser los garantes de la seguridad, la integridad territorial y la soberanía de su país", afirmó.

Las tropas galas comenzaron a expulsar a los islamistas del norte de Mali, con el apoyo de las fuerzas del gobierno maliense, el 11 de enero. Desde entonces han sido reconquistadas Tombuctú y Gao, que estuvieron meses en manos de los extremistas.

En Kidal, en el noreste del país, los soldados franceses tomaron el aeropuerto, estratégicamente importante, mientras que la ciudad en sí está controlada por unos 1.800 soldados del vecino Chad.

Le Drian lamentó la ayuda en su opinión insuficiente de otros países para el abastecimiento en vuelo de los aviones de combate galos, así como la falta de drones para misiones de reconocimiento. Por el contrario, Fabius elogió el gran apoyo nacional e internacional a la operación.

el/er (dpa, reuters)

DW recomienda