Guatemala: 80 años de cárcel para Ríos Montt | América Latina | DW | 11.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Guatemala: 80 años de cárcel para Ríos Montt

El ex-dictador de Guatemala, Efraín Ríos Montt, fue hallado culpable de genocidio y delitos de lesa humanidad por su participación en la masacre de indígenas durante su régimen entre 1982 y 1983.

Efraín Rios Montt.

Efraín Rios Montt.

Ríos Montt, uno de los pocos jefes de Estado condenado por delitos en América Latina, fue sentenciado a 50 años de prisión por genocidio y a 30 por delitos de lesa humanidad, dijo la jueza Yasmín Barrios.

"El acusado tuvo conocimiento de todo lo que estaba ocurriendo y no lo detuvo", dijo la magistrada al leer el fallo, echando por tierra los argumentos de Ríos Montt de que el Ejército tenía autonomía de mando y él no era responsable de lo que hacían sus subordinados.

Ríos Montt había insistido en que no fue responsable por los hechos. "Me declaro inocente (...) nunca he tenido la intención de destruir a ningún grupo étnico", afirmó. Los abogados del ex-dictador han dicho que apelarán la decisión.

Masacre de 1.771 indígenas

Ver el video 01:04
Now live
01:04 minutos

Dura condena a ex-dictador de Guatemala

Cerca de 200.000 personas, en su mayoría indígenas, fueron asesinadas durante la guerra civil que se extendió entre 1960 y 1996, pero, en particular, el juicio contra Ríos Montt se centró en la masacre de al menos 1.771 aborígenes de la etnia ixil maya durante su breve Gobierno, entre 1982 y 1983.

"¡Justicia, justicia!", gritaron decenas de indígenas ixiles vestidos con sus trajes típicos presentes en la corte durante la lectura del fallo, muchos de ellos con audífonos, dado que no hablan español y necesitaban traducción a su lengua nativa.

Barrios ordenó que Ríos Montt, de 86 años, sea conducido a una prisión, aunque en una semana su defensa tendrá derecho a pedir detención domiciliaria debido a su avanzada edad.

Amnistía Internacional ha expresado que este es "el juicio de la década" y la organización Human Rights Watch celebró el veredicto diciendo que "envía un poderoso mensaje a Guatemala y al mundo de que nadie, ni siquiera un ex-jefe de Estado, está por encima de la ley cuando se trata de cometer genocidio".

JOV/EL (Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema