Grupos de crimen organizado son “corporaciones multinacionales” | Política | DW | 06.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Grupos de crimen organizado son “corporaciones multinacionales”

Trabajo flexible en redes y relaciones interdependientes con otros grupos en todo el mundo son algunas de las características del crimen organizado transnacional actual. Su combate es un desafío global, dicen expertos.

Internationale Experten diskutieren über die Rolle der Zivilgesellschaft bei der Bekämpfung der Transnationalen Organisierten Kriminalität. Internationale Konferenz über Organisierte Kriminalität. Foto: DW/Christina Mendoza Weber, 06.06.2011, Heinrich Böll Stiftung, Berlin

Expertos discuten en Berlín sobre crimen organizado.

Lavado de dinero, trata de personas, narcotráfico, corrupción, tráfico de armas, entre otros, son algunas de las formas más comunes del crimen transnacional organizado actual. Pero existen muchas más, como por ejemplo la venta de fármacos o de órganos, así como el crimen cibernético. Y aunque el combate contra el crimen organizado se efectúa por lo general de forma local o regional, ahora el desafío es global.

“El cambio más relevante en el siglo XXI del crimen transnacional organizado es que los grupos que antes se basaban más en su propia identidad y territorio, como por ejemplo los carteles en Colombia o la mafia italiana, ahora se pueden definir como corporaciones multinacionales. Trabajan más en redes que se basan en relaciones internacionales. Son mucho más flexibles y están intervinculados con otros grupos a nivel internacional”, dijo a Deutsche Welle Carolyn Nordstrom, profesora de la Universidad de Notre Dame en Indiana, Estados Unidos.

Nordstrom es una de las expertas internacionales invitadas a la conferencia internacional sobre este tema que lleva a cabo la Fundación Heinrich Böll desde este lunes (06.06) hasta el miércoles (08.06) en Berlín. El evento busca responder sobre todo el interrogante sobre cómo combatir la delincuencia organizada en un mundo globalizado. Este lunes se hicieron algunas propuestas al respecto.

Control de rutas - una de las claves

Carolyn Nordstrom, Antropologin forscht über Organisierte Kriminalität. Internationale Konferenz über Organisierte Kriminalität. Foto: DW/Christina Mendoza Weber, 06.06.2011, Heinrich Böll Stiftung, Berlin

Carolyn Nordstrom, profesora de la Universidad de Notre Dame, Estados Unidos.

Para Nordstrom, antropóloga y experta en guerras, uno de los puntos donde se debe atacar a las redes del crimen transnacional organizado es el de sus rutas. “Hasta hace poco se había analizado cada ruta de forma independiente. Pero lo que hay que hacer es verlas como líneas interdepedientes. Las rutas flexibilizan los mercados. Y si se encuentra un punto de quiebre en una de ellas, todo el sistema tambalea, porque está interconectado”, explica.

En un mundo globalizado, la frontera entre la legalidad y la ilegalidad es cada vez más difusa. Esto se debe entre otros factores a los códigos culturales de cada comunidad, pero también a la relación entre el crimen organizado y estructuras legítimas como la economía y la política. Las oportunidades para la delincuencia organizada florecen si el Estado es caótico y poco eficiente, explica Etannibi Alemika, profesor de la Universidad de Jos de Nigeria y experto en criminología. En conversación con Deutsche Welle, Alemika dijo que “lo prinicipal es reducir la pobreza y la inequidad a nivel global. Muchas personas buscan dónde pueden hacer mucho dinero de forma rápida. Por eso, necesitamos Estados muy fuertes, no tanto en su capacidad represiva, sino en proveer las necesidades básicas para sus ciudadanos, y luego garantizarles la seguridad física.”

La importancia de la sociedad civil

Etannibi Alemika redet über die Transnationale Organisierte Kriminalität. Internationale Konferenz über Organisierte Kriminalität. Foto: DW/Christina Mendoza Weber, 06.06.2011, Heinrich Böll Stiftung, Berlin

Etannibi Alemika, profesor de la Universidad de Jos, Nigeria.

El hilo conductor de los tres días de esta conferencia internacional es buscar estrategias para combatir y desmantelar las estructuras de la delincuencia transnacional organizada. Sin embargo, “no sabemos lo suficiente sobre las características de estas organizaciones”, reconoce Alemika. “Con el tiempo se han vuelto mucho más flexibles en su modo de operación, en su tecnología y por supuesto, en la rápida comunicación. Todo esto presupone muchos retos para que las autoridades puedan ejercer un control sobre estas organizaciones y sus actividades. Todavía hay mucho por hacer”, dije Alemika a Deutsche Welle.

Una de las conclusiones, empero, del prímer día de este evento fue la importancia de la sociedad civil en el combate contra el crimen organizado, también transnacional. “Estoy convencida de que la gente común puede hacer mucho más”, dijo a Deutsche Welle Carolyn Nordstrom. En este sentido, una de las propuestas giró en torno a que sean los mismos ciudadanos los que pidan a los gobiernos y empresas, por ejemplo, una mayor transparencia sobre la procedencia de los recursos.

Para esta antropóloga son los periodistas los que pueden jugar un rol fundamental, ya que son “ellos los que hacen pública la información y la discusión sobre la importancia de combatir el crimen organizado”.

Autora: Cristina Mendoza Weber
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad