Grupos chavistas interrumpen sesión de la Asamblea Nacional | Venezuela en DW | DW | 23.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Venezuela

Grupos chavistas interrumpen sesión de la Asamblea Nacional

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, esperaba discutir en sesión extraordinaria la apertura de un “juicio político” contra Nicolás Maduro, después de que las autoridades bloquearon el referendo revocatorio.

Henry Ramos Allup calificó de delictiva la entrada de personas y exigió que fueran desalojadas del edificio.

Henry Ramos Allup calificó de "delictiva" la entrada de personas y exigió que fueran desalojadas del edificio.

Simpatizantes del Gobierno venezolano irrumpieron hoy (23.10.2016) en el palacio Legislativo, interrumpiendo una sesión en la que se debatía la presunta ruptura constitucional en respuesta a una decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de suspender un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro.

La irrupción en los jardines del edificio de la Asamblea Nacional provocó un tumulto que paralizó la sesión cuando el primer vicepresidente de la Asamblea, Enrique Márquez, elaboraba un duro discurso contra el Gobierno. Utilizando una puerta que usualmente es vigilada por soldados de La Guardia Nacional, los oficialistas ingresaron al edificio gritando consignas contra la oposición y a favor del Gobierno de Maduro. Muchos de ellos llevaban camisetas rojas, el símbolo del partido oficialista. Algunos de los simpatizantes del Gobierno lograron ingresar a la cámara y ocupar tribunas destinadas al público, por lo que el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, ordenó que fueran desalojados.

"Un grupo extraño a la cámara ingresó al edificio en actitud violenta. Ya habíamos advertido que en los alrededores había gente tratando de asaltar el hemiciclo. Llamamos a que se retiren, tienen que abandonar la cámara, ésta es una actitud delictiva", señaló Ramos.

Denunciar ante la Corte Penal Internacional

Durante la sesión, el jefe de la fracción opositora en el Parlamento venezolano, Julio Borges, propuso ante la plenaria denunciar a las cuatro rectoras del CNE ante la Corte Penal Internacional (CPI) por violación de los derechos humanos.

"Venimos a decirle de manera oficial al pueblo de Venezuela y al mundo entero que en Venezuela se ha dado un golpe de Estado continuado y que tuvo su culminación ese golpe de Estado al robarle el voto del referendo revocatorio la semana pasada", señaló Borges en el hemiciclo donde se realiza hoy una sesión especial.

Las cuatro rectoras del CNE, que a juicio de la oposición venezolana no muestran independencia del Poder Ejecutivo y que, según ellos, intentan impedir que el presidente Nicolás Maduro abandone el poder, serían la presidenta del Poder Electoral Tibisay Lucena, junto a Socorro Hernández, Tania D'Amelio y Sandra Oblitas.

Algunos de los simpatizantes del gobierno lograron ingresar a la cámara y ocupar tribunas destinadas al público.

Algunos de los simpatizantes del gobierno lograron ingresar a la cámara y ocupar tribunas destinadas al público.

Repetir episodios golpistas

Desde el otro bando, el oficialismo acusó a la oposición de pretender dar un golpe de Estado contra Maduro. El líder de la bancada chavista, Héctor Rodríguez, dijo que la oposición pretendía repetir episodios golpistas perpetrados en Honduras, Paraguay y Brasil, pero advirtió que "Venezuela no es Honduras".

"La opción es respetar la Constitución y las leyes", dijo al exhortar a la oposición a respetar la decisión de tribunales penales que admitieron denuncias del oficialismo sobre un presunto fraude con las firmas recolectadas en abril para solicitar el referéndum. Márquez replicó a Rodríguez diciendo que el Gobierno pide más tiempo para superar la crisis "cuando no ha hecho nada" durante 2016 y la situación económica "se ha agravado".

FEW (dpa, EFE, Reuters)
 

DW recomienda