Greenpeace quiere detener la pesca de arrastre en Atlántico norte | Política | DW | 25.07.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Greenpeace quiere detener la pesca de arrastre en Atlántico norte

Greenpeace quiere una moratoria internacional de la pesca de arrastre de profundidad en las aguas del noroeste del Atlántico ante el daño ecológico que causa al ecosistema marino, señaló la organización ecologista.

El nuevo barco de Greenpeace, 'Esperanza', partirá el martes, desde las cercanías del puerto de Halifax hacia las aguas internacionales de los 'grandes bancos' para documentar las consecuencias de este tipo de pesca.

'Esperanza' permanecerá en las aguas de la Organización Pesquera del Atlántico Noroccidental (NAFO) hasta el próximo 11 de agosto. Su objetivo es localizar los barcos en el área que están practicando la pesca de arrastre y pedirles permiso para subir a bordo y grabar en vídeo especies capturadas, pero que no son de interés para los pescadores, descartes como corales o esponjas.

En caso de que las tripulaciones no autoricen a Greenpeace acceso a sus embarcaciones, los ecologistas esperarán hasta que arrojen al océano los descartes para comprobar qué especies están siendo afectadas.

El 'Esperanza' acaba de finalizar una expedición similar en las aguas del Mar de Tasmania, entre Nueva Zelanda y Australia en el extremo sur del Pacífico, donde Greenpeace ha documentado la destrucción causada por los pesqueros de arrastre neozelandeses en la región.

Greenpeace quiere presionar a Canadá, que acusa a los pesqueros de otras nacionalidades que operan en la zona de NAFO de continuas infracciones, para que acepte el daño que la pesca de arrastre ocasiona a los ecosistemas marinos.

El ministro de Pesca canadiense, Geoff Reagan, ha señalado que no existen pruebas científicas de que los arrastreros dañan el fondo marino, por lo que se ha negado a asumir una moratoria para la flota pesquera canadiense.