Grecia y acreedores abordan temas laborales y de pensiones | Europa | DW | 03.08.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia y acreedores abordan temas laborales y de pensiones

Grecia y los representantes de sus acreedores internacionales mantuvieron una reunión sobre cuestiones laborales y la reforma de pensiones, dos de los temas más espinosos para el Gobierno heleno. En un encuentro informal de una hora y media con el ministro de Trabajo, Yorgos Katrúgalos, los jefes de las instituciones conversaron sobre estos temas con el objetivo de establecer una "hoja de ruta".

En declaraciones a la agencia griega de noticias Amna, Katrúgalos aseguró que la sesión transcurrió en un "clima constructivo" y aclaró que, si bien el estudio de los aspectos técnicos más concretos tendrá lugar en el hotel donde está alojado el cuarteto, la invitación al ministerio fue por voluntad propia.

Entre el Ejecutivo y los socios han emergido algunos desacuerdos que, según los medios locales, atañen al primer plazo en que deberá entrar a funcionar progresivamente la abolición de las jubilaciones anticipadas. El Gobierno lo quiere dejar para otoño mientras que los acreedores exigen aplicarlo con efecto retroactivo desde el 1 de julio de este año y sin protección de los derechos adquiridos.

Respecto a la reforma del sistema de pensiones, Katrúgalos manifestó que el Gobierno está dispuesto a legislar siempre que las medidas resultantes "garanticen la sostenibilidad de un sistema de Seguridad Social socialmente justo y racional".

En cualquier caso, el Gobierno se encuentra inmerso en una carrera contrarreloj, ya que quiere cerrar el rescate antes del 20 de agosto, cuando deberá hacer frente al pago de 3.200 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE).

Según los medios, los socios europeos quieren que el Gobierno dé una nueva prueba de credibilidad y apruebe un nuevo paquete de reformas antes de la firma del rescate. Este paquete podría incluir no solo la abolición inmediata de la jubilación anticipada, sino la aplicación de la cláusula de déficit cero en las cajas de pensiones, el aumento de contribuciones para algunos sectores, la reforma en la fiscalidad de los agricultores, una reducción del salario mínimo en el sector público y la liberalización de los despidos.

Una vez aprobado el rescate, señalan los medios, Grecia espera recibir una primera inyección de casi 25.000 millones de euros, del total previsto de 86.000 millones, de los cuales 10.000 millones se destinarán a recapitalizar la banca, 5.000 millones al pago de proveedores, 7.160 millones a saldar el crédito puente que permitió liquidar las deudas con el BCE y el Fondo Monetario Internacional, y 3.200 millones al pago pendiente inmediato al BCE (efe).

Publicidad