Grecia vuelve a la bolsa | Economía | DW | 22.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Grecia vuelve a la bolsa

La economía griega se recupera: por primera vez desde la crisis de deuda, una empresa griega se atreve a salir a la bolsa de Atenas. Se trata de ELTHE Anemos, fabricante de parques eólicos.

El precio de salida de las acciones, un total de 20,67 millones, fue de 1,70 euros, ubicándose en el nivel más bajo del espectro. La empresa ELTHE Anemos reunió cerca de 35 millones de euros de los 40 millones a los que apuntaba. En el contexto de la crisis, no pudo cumplir con ese objetivo. La empresa, una filial del grupo constructor Ellaktor, está entre los líderes en el área de las energías renovables en Grecia. Anemos fue fundada en el año 2000 y registró ganancias por 37 millones de euros, según fuentes de la compañía. Opera con solo 35 empleados, lo cual indica que trabaja con asesoramiento externo y apuesta a los efectos de la sinergia con la empresa matriz.

La bolsa en Atenas sufre las consecuencias de la crisis de deuda

“La emisión de Anemos provoca optimismo en la bolsa”, tituló recientemente el portal online ToVima.gr, de Atenas. Desde julio de 2009 nadie se había atrevido a ofrecer capital fresco. ¿Representa la salida a la bolsa de Anemos también el fin de la crisis de deuda en el país heleno? Tehodoros Sietis, director de la compañía, no es tan optimista, y dijo en conversación con Deutsche Welle que “en los últimos años las condiciones marco para la economía mejoraron notablemente en Grecia. De hecho, ese fue uno de los motivos para que saliéramos a la bolsa. Pero mucho más importante fue, sin embargo, la toma de medidas en el sector, es decir, el desmontaje de los obstáculos burocráticos y la financiación de las energías renovables”. Sietis se refierere a la ley, aprobada en marzo pasado, creada para lograr una reforma de fondo en el fomento a las energías renovables.

Un nuevo acuerdo para las renovables

La bolsa de Atenas.

La bolsa de Atenas.

Los expertos del rubro llaman a la ley de fomento a las energías renovables “New Deal”. Esta comprende un recorte retroactivo de las tarifas de almacenaje de la energía fotovoltaica, así como una nueva regulación de antiguas deudas del Estado con las compañías abastecedoras de electricidad. De ese modo es posible sanear el déficit crónico de la compañía operadora de electricidad LAGIE, que, entre otras cosas, es responsable del pago por almacenaje. Sin embargo, este concepto de saneamiento es criticado, por ejemplo, por inversores que amenazan con demandas por los recortes retroactivos del fomento a la energía solar, y algunos viejos acreedores de LAGIE protestan severamente contra el recorte de deuda que los afecta por una suma de más de 500 millones de euros.

A pesar de todo eso, “el nuevo marco legal ofrece una cierta seguridad en la planificación”, explica el director de Anemos, que apuesta a que haya más equilibrio en la competencia entre los productores de energías renovables.

También su empresa tuvo que desistir de algunas de sus exigencias al Estado, pero eso, dice Sietis, no es nada comparado con lo que sucedía antes: “Durante mucho tiempo, la compañía operadora de electricidad LAGIE prácticamente dejó de pagar a los productores privados, o hizo que esperáramos hasta ocho meses para recibir nuestro dinero”.

Parque solar en Creta.

Parque solar en Creta.

Hasta 2016, la empresa planea la construcción de cuatro nuevos parques eólicos de una capacidad total de 93,5 megavatios en el continente. La inversión se financiará con los ingresos de la salida a bolsa y también con nuevos créditos bancarios. Visto así, eso es otro buen indicio que la recapitalización de los bancos en 2013 fue exitosa, opina Sietis, y añade que así también mejorarán las posibilidades de financiación.

Manos Hatzidakis, jefe analista de BETA Securities, empresa de servicios financieros de Atenas, ve, por su parte, la situación con moderado optimismo: “No espero un gran cambio en el otorgamiento de crédito antes de que los bancos griegos pasen por los tests de estrés del Banco Central Europeo. Por el momento, el mercado de crédito está congelado, y en mayo de 2014, los bancos griegos otorgaron un cuatro por ciento menos de créditos que el año anterior. Es decir que la bolsa podría ofrecer una alternativa a la financiación clásica”, dijo el experto en conversación con Deutsche Welle.

DW recomienda