Grecia: Stavros Dimas no será presidente | Europa | DW | 29.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia: Stavros Dimas no será presidente

El candidato Stavros Dimas no alcanzó los 180 votos necesarios, lo que obligará al país a llamar a elecciones anticipadas.

El tercer y último intento de elegir un nuevo presidente en Grecia por parte del Parlamento fracasó este lunes (29.12.2014), por lo que el país europeo, sumido en una profunda crisis económica, deberá enfrentar una elección anticipada. El único candidato, el excomisario europeo Stavros Dimas, no alcanzó la mayoría especial de 180 votos que necesitaba para obtener el cargo. Solamente 168 diputados lo respaldaron.

Dimas, aspirante oficialista de 73 años y quien también fue ministro de Exteriores, obtuvo en el último intento la misma cantidad de votos que sumó en la segunda votación. El que 132 diputados se abstuvieran de votar echó por tierra cualquier posibilidad de que Dimas sumara las preferencias necesarias. Las elecciones anticipadas se celebrarán el 25 de enero.

Según los sondeos de opinión, el partido del primer ministro Antonis Samaras, en el poder desde 2012, perdería estos comicios, que podrían llevar al poder a la coalición de izquierda Syriza. El partido ha prometido dar marcha atrás a muchas de las reformas a las que los acreedores internacionales condicionaron el rescate a Grecia, lo que podría poner en riesgo el futuro económico del país.

Syriza celebra

En la votación nominal los diputados solo tenían dos opciones posibles: aclamar el nombre del candidato, en señal se respaldo, o decir “presente”. Al anunciar el presidente de la Cámara el resultado de la votación, los diputados que no respaldaron a Dimas irrumpieron en aplausos y júbilo. Los esfuerzos de Samaras, quien el sábado 27 de diciembre llamó a apoyar a Dimas, cayeron en saco roto.

El primer ministro dijo que quien no respaldara al candidato oficialista estaba, automáticamente, aliándose con el izquierdista Syriza, cuyo líder dijo desde un principio que no apoyaría a ningún candidato porque deseaba forzar unas elecciones donde su partido tiene muy buenas perspectivas. Samaras aseguró que una eventual victoria electoral de Syriza llevaría forzosamente a la quiebra del país.

DZC (dpa, EFE, Reuters)