Grecia pide plan europeo de expulsión de migrantes no admitidos | El Mundo | DW | 12.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Grecia pide plan europeo de expulsión de migrantes no admitidos

Grecia, en dificultades por las cantidades de inmigrantes y refugiados que no pueden salir por el cierre de fronteras, pide a la Unión Europea un mecanismo de expulsión a los países de origen para los no admitidos.

El ministro griego de Inmigración, Yannis Muzalas, consideró una "paradoja" que España pueda expulsar a los sin papeles a Marruecos o Alemania a Afganistán, pero la Unión Europea (UE) no, y por eso reclamó "un mecanismo europeo de retorno", en una entrevista publicada hoy por "Libération" con motivo de una visita a París.

Muzalas alertó de que con el cierre de las fronteras en el interior de Europa, "más de 59.000 inmigrantes y refugiados" se han ido acumulando en Grecia "en tres semanas", lo que teniendo en cuenta la población del país equivaldría a la llegada de 520.000 a Francia.

Por eso, reclamó que este año se reubiquen en otros países europeos una cifra superior a los 30.000 acordados inicialmente, y recordó que por ahora sólo se ha hecho con 3.500 y que otros 7.000 que están listos no han salido por falta de plazas en los otros Estados. "La UE -insistió el ministro griego- debe elaborar soluciones comunes" y el reparto de refugiados que se prometieron "deben respetarse".

France cuestiona responsabilidad “única” de Grecia

En ese contexto, rechazó la intención de Alemania de devolver a Grecia los sin papeles que hubieran entrado en Europa por allí mientras se renegocian los acuerdos europeos sobre la gestión de los refugiados y propuso "la creación de un mecanismo europeo" para "acelerar los procedimientos de expulsión, en particular a países de Asia central" como Afganistán y Pakistán.

Muzalas, que es recibido hoy por el ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, cuestionó el principio europeo de que Grecia, como país de entrada sea "el país eternamente responsable de los demandantes de asilo llegados a su territorio", y también que el reparto sólo se haga cuando se supera un umbral (el 150 % de las capacidades de acogida del Estado concernido).

A su juicio, las diversas versiones de reforma hechas de los acuerdos de Dublín "han fracasado desde que la realidad migratoria ha cambiado". Y subrayó que lo que quieren es "encontrar soluciones a la crisis de refugiados, pero no imponiendo derechos diferentes en el interior de la UE".

JOV (efe, dpa)

DW recomienda