Grecia: dimisiones por paquete de austeridad | Europa | DW | 10.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia: dimisiones por paquete de austeridad

Las duras medidas generaron una ola de renuncias en la coalición de Gobierno griega. Cinco miembros del gabinete dimitieron tras la aprobación del paquete. Se abren nuevas interrogantes sobre la salida a la crisis

default

Giorgos Karatzaferis (centro): que sí, que no.

Este viernes 10 de febrero dimitieron el viceministro de Agricultura, Asterios Rontoulis, el ministro de Transporte, Makis Voridis, y el viceministro de tráfico marítimo, Adonis Georgiadis, todos ellos pertenecientes al partido de derecha LAOS. El jueves habían presentado su renuncia la viceministra de Exteriores, Marilisa Xenogiannakopoulou y secretario de Estado de Trabajo, Giannis Koutsoukos, ambos socialistas.

Horas antes de las últimas tres dimisiones, el LAOS había anunciado que no pretende votar en favor del paquete. Este rechazo no tendría, sin embargo, repercusiones en el Gobierno del primer ministro, Lucas Papademos, si el resto de los partidos que lo apoyan, los socialistas PASOK y los conservadores Nea Dimokratia, votan a favor de las medidas. La razón: el partido LAOS sólo tiene 16 diputados de los 252 del gobierno. En el Parlamento se sientan 300 diputados.

Sin embargo, según informaciones de la agencia de noticias dpa basadas en fuentes próximas al gobierno griego, Papademos, planea remodelar su Ejecutivo después de que se haya votado el nuevo paquete en el Parlamento. Al parecer, tras las dimisiones, Papademos quiere asegurarse el voto de los tres partidos que apoyan su Gobierno.

Piedras y cócteles molotov contra agentes de Policía

Por otra parte, las protestas contra las duras medidas de ahorro se intensifican. Según la policía, unas 11.000 personas salieron a la calle para protestar contra el nuevo paquete de ahorro aprobado esta semana por el gobierno, en el marco de una huelga general de 48 horas convocada por los sindicatos griegos. Durante las protestas un grupo de unos 200 manifestantes violentos se separaron de la mayoría y lanzaron cócteles molotov y piedras contra los funcionarios de la Policía que respondió con granadas cegadoras y gases lacrimógenos.

El transporte público quedó paralizado y están previstas protestas hasta el domingo. Oficinas del gobierno, escuelas, tribunales, museos y lugares arqueológicos permanecerán también cerrados, mientras los hospitales operarán solamente con personal de emergencia.

"Orden de arresto" contra acreedores internacionales

El descontento en la sociedad griega con la situación actual ha llegado al punto que el sindicado de la Policía está intentando conseguir una orden de arresto para representantes de la "troika" de acreedores internacionales, integrada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la UE y el Banco Central Europeo (BCE). "Les advertimos que exigiremos la emisión inmediata de órdenes de arresto", asegura la policía en una carta abierta publicada hoy en diversos medios griegos. "Están poniendo peligro la democracia griega y la supervivencia de su pueblo" con las medidas de ahorro, escribe el sindicato.

El nuevo paquete de ahorro incluye el recorte del 22 por ciento en el salario privado, congelación salarial en el sector público y despidos, así como reformas fiscales y laborales y numerosas privatizaciones. Atenas ha estado presionada para sacar adelante las reformas, que eran una condición de los acreedores internacionales para dar luz verde a un nuevo tramo del paquete de rescate de 130.000 millones de euros (173.000 millones de dólares) de la eurozona y el FMI.

UE aumenta demandas al Gobierno

Sin embargo, los acreedores se negaron el jueves a prometer ese segundo paquete de rescate y alegaron que esperarán hasta la próxima semana a que Atenas dé garantías de que realmente implementará las medidas de ahorro y reformas económicas. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, puso condiciones en este contexto y dijo que el Parlamento griego debía ratificar el paquete cuando se reúna el domingo y que deben proponerse reducciones de gasto adicionales de 325 millones de euros hasta el próximo miércoles. Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirían entonces para abordar nuevamente el tema.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, urgió, por su parte al Gobierno griego a tomar decisiones vinculantes: "Sólo podemos aceptar el programa cuando estemos seguros de que en Grecia también va a ser aplicado y respetado", dijo Schäuble a la televisión germana. Para ello se necesita el compromiso de los dirigentes políticos más importantes, más allá de los resultados que arrojen las próximas elecciones, añadió Schäuble.

Grecia está en necesidad de sellar la ayuda antes de final de marzo, cuando vencen bonos de deuda por 14.500 millones de euros. Si no recibe ayuda, el país se declararía en bancarrota.

Autor: Gabriel Domínguez
Editor: Pablo Kummetz / Rosa Muñoz Lima

DW recomienda

ADVERTISEMENT