Gran premio europeo para el Papa | Dossiers | DW | 07.05.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Dossiers

Gran premio europeo para el Papa

El 2004 será un año especial en la historia del Karlpreis -el premio europeo que honra la memoria de Carlomagno, pues tendrá una edición especial. Y el Papa Juan Pablo II será el galardonado.

Carlomagno.

Carlomagno.

Si bien el premio correspondiente al año 2004 había sido concedido hace dos meses a Pat Cox, el irlandés presidente del Parlamento de la Unión Europea, el que recibirá el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica será único. No sólo es el segundo en un mismo año, sino que no se entregará en la germana Aquisgrán como siempre desde que se instaurara en 1950, sino en Roma. Tampoco la fecha será el habitual día de la Asunción de Cristo, el 20 de mayo. Será el 25 de marzo.

Motivos del premio

El Carlomagno le es concedido al Papa en honor a su compromiso con la paz y la justicia en Europa y en el mundo. El Obispo de la ciudad de Aquisgrán, Heinrich Mussinhoff, remarca en su declaración que la caída de la cortina de hierro no habría sido posible sin el apoyo del Papa al movimiento sindical polaco Solidarnosc. El portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, destacó el compromiso personal de Juan Pablo II con los pueblos de Europa "sobre la base de los valores radicados en la naturaleza humana y eficazmente promovidos por el cristianismo". El directorio de la fundación que concede el premio elogia con ello su "aporte ejemplar al proceso de integración" y su difusión de los valores europeos, además su fomento del diálogo ecuménico.

Europa tras las huellas del primer gran europeo

Con la coronación de Carlomagno como emperador del Imperio Romano-Germano por manos del Papa, empezó en Europa la unión entre Estado e Iglesia, aseveran ciertos historiadores. Es llamado por algunos el "padre de Europa","pues su historia es la historia de Europa". Este emperador aglutinó a finales del siglo 8 a varios reinos europeos –románicos, germanos, francos, sajones, frisios, suabos y bávaros-, y reunió en su entorno a todos los sabios del continente que reflejaban el saber de la época con la intención de conservar el bagaje cultural y de las tradiciones cristianas, así como para fomentar la ciencia y la literatura. El desarrollo de sistema administrativo y judicial común, así como de una moneda, una religión y un idioma comunitario fueron las metas y las características del imperio carolingio; Aquisgrán fue su capital.

El galardón de una Europa ampliada

"Este galardón no sólo debe enfocar la unión de los países europeos, sino también las soluciones prácticas que conduzcan a ella", así reza la "Declaración de Navidad de 1949", documento que instauró el galardón. Teniendo en cuenta esta definición, la trayectoria del Juan Pablo II –el primer Pontífice oriundo de un país del bloque socialista- y la proximidad de la ampliación de la Unión Europea (mayo del año en curso), se entiende la concesión de este premio tan especial y la declaración del alcalde de Aquisgrán, Jürgen Linden: "El Papa es una personalidad única; a nadie más le habríamos concedido un Carlomagno especial".