Gran Bretaña y la Unión Europea condenan la ejecución de un ciudadano británico en China | Política | DW | 29.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Gran Bretaña y la Unión Europea condenan la ejecución de un ciudadano británico en China

Todo indica que se avecina un nuevo conflicto diplomático entre la Unión Europea y China. A la condena de cárcel a un disidente, en días pasados, le siguió la ejecución de un ciudadano europeo en tierras chinas.

Akmal Shaikh, días antes de ser ejecutado en China.

Akmal Shaikh, días antes de ser ejecutado en China.

En Berlín, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional condenó la aplicación de la pena de muerte contra el ciudadano británico Akmal Shaikh. Fue la primera ejecución de un europeo en China en más de medio siglo.

“Para las autoridades chinas fue más importante invocar una medida cuyas repercusiones disuasivas nunca han sido comprobadas, antes que tomar en cuenta el estado psicológico del acusado, que podría haber recibido una pena conmutada”, dijo Dirk Pleiter, experto del organismo humanitario en asuntos relacionados con China.

Brown, Finanzminister, g20

Gordon Brown se dijo "decepcionado y consternado" por la ejecución. (Archivo)

Amnistía Internacional considera que el régimen chino “está muy alejado del estado de derecho”, lo cual también quedó demostrado con la severa condena al disidente Liu Xiaobo, sentenciado a once años de prisión por manifestar sus ideas libremente.

En 2008, prosiguió el organismo, fueron ejecutadas 1.728 personas eh China, mientras que más de 7.000 fueron condenadas a la pena capital. La ejecución de Shaikh demuestra “cuán injusta e inhumana es la pena de muerte en general”, agregó Pleiter en Berlín.

Shaikh había sido detenido en 2007 cuando trataba de introducir un kilogramo de heroína a China. A lo largo del proceso en su contra, tanto la familia del acusado como el propo Gobierno británico argumentaron que Shaikh padecía problemas psicológicos, y demandaban que la pena capital le fuera conmutada tomando en cuenta este aspecto.

Reacciones europeas

La ejecución del ciudadano británico podría traer consigo una nueva crisis diplomática entre China y la Unión Europea. Por lo pronto, el primer ministro de la Gran Bretaña, Gordon Brown, se dijo “decepcionado y consternado” al conocer la noticia de la ejecución. También manifestó “la más severa protesta” contra la medida adoptada por la justicia china.

El Gobierno británico no se ha quedado allí. El ministerio de Asuntos Exteriores convocó al embajador chino en Londres. El viceministro Ivan Lewis dejó en claro, según la propia dependencia, que considera “totalmente inaceptable” la ejecución del ciudadano inglés de origen paquistaní.

De acuerdo con la agencia AFP, la Unión Europea también emitió “la más severa condena” a la aplicación de la pena de muerte contra Shaikh. El bloque comunitario había pedido que le fuera reducida la pena al acusado, tomando en cuenta su condición psicológica.

El Gobierno chino reviró ya las acusaciones europeas, al señalar

Hinrichtung des Briten in China

Lo familiares de Shaikh pedían que fuera reducida la pena.

que Inglaterra y la UE “intervienen en asuntos internos chinos” cuando opinan sobre la ejecución de Shaikh. “Nadie tiene el derecho de menoscabar la soberanía jurídica de China”, aseguró el ministerio chino de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Las autoridades chinas argumentan, además, que el acusado y su defensa gozaron de todas las facilidades para demostrar el presunto padecimiento psicológico de Shaikh. Éste, prosiguen, no quedó plenamente comprobado en el juicio que se siguió al ciudadano británico ejecutado.

EL/dpa/afp/reu

Editor: José Ospina

DW recomienda