Gobierno turco toma control de agencia de noticias Cihan | Europa | DW | 08.03.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Gobierno turco toma control de agencia de noticias Cihan

La agencia de noticias turca Cihan, estrechamente relacionada con el diario crítico con el Gobierno “Zaman”, ha sido también colocada bajo supervisión estatal forzosa mediante una orden judicial.

La central de noticias −que cuenta con 600 empleados y distribuye texto, fotografías y videos− informó esta noche de lunes (7.03.2016) que el tribunal de Estambul le designó a los mismos fideicomisarios que para Zaman, cuya redacción fue tomada por la fuerza por la policía el sábado por la noche.

DW recomienda

Tras la toma de control de Zaman por parte de fideicomisarios cercanos al Gobierno, la línea editorial del diario adoptó una postura oficialista, al igual que la edición en idioma inglés, Today's Zaman.

Tanto el diario Zaman como Cihan pertenecen al consorcio de medios Feza Gazetecilik, cercano al movimiento del predicador Fethullah Gülen, que vive en el exilio en Estados Unidos. Gülen fue alguna vez aliado del actual presidente islámico y conservador de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pero luego se enemistaron. El movimiento "Hizmet", de Gülen, es considerado una organización terrorista por Turquía.

¿Separación de poderes?

La intervención de Zaman despertó críticas internacionales en los últimos días, por considerarla un ataque a la libertad de prensa, pero el primer ministro turco Ahmet Davutoglu respondió que el cambio de mando fue una decisión de la Justicia, y no del Gobierno de Erdogan.

Así, mientras Cihan se sumaba a la lista de intervenidos, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, era interrogado en rueda de prensa en Bruselas −tras la cumbre entre la Unión Europea y Turquía para resolver la llamada “crisis de refugiados”−, acerca de si había tratado el caso de Zaman con sus socios comunitarios.

Pero el primer ministro turco insistió en que en su país los medios gozan de libertad y la prueba es que hay muchos que "se oponen al Gobierno y lo critican duramente", al tiempo que dijo que también en el Parlamento turco "las visiones marginales son discutidas libremente sin ninguna restricción". Según Davutoglu, la confiscación de Zaman responde a un caso judicial y no a la intervención del Ejecutivo turco.

La acusación de los fiscales, dijo el primer ministro turco, está relacionada con blanqueo de capitales y ciertos delitos cometidos por una red ilegal infiltrada en el Estado que utilizaba policía y procesos judiciales y que, a través de este medio, conspiraban contra las libertades individuales de ciertos ciudadanos turcos.

¿Qué dice la UE?

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por su parte, intervino tras Davutoglu para recalcar que "la libertad de prensa sigue siendo una condición clave para el proceso de adhesión" de Turquía a la UE y que no existe ningún cambio sobre esto.

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró por su parte que los líderes comunitarios abordaron con Davutoglu la situación, y han "dejado claro lo importante que es para nosotros la libertad de prensa", aunque en la declaración final solamente consta que se ha discutido el asunto pero sin ninguna valoración.

RML (efe, dpa)

DW recomienda

ADVERTISEMENT