Gobierno de Sudán del Sur firma acuerdo con oposición | El Mundo | DW | 23.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobierno de Sudán del Sur firma acuerdo con oposición

El Gobierno de Sudán del Sur y opositores firmaron un acuerdo de cese al fuego. El conflicto que duró un mes ha dejado miles de muertos y ha provocado que medio millón de personas abandonen sus hogares.

El acuerdo, que fue firmado este jueves (23.01.2014), estipula que los enfrentamientos terminarán dentro de las próximas 24 horas. Los primeros reportes no han dado mayores detalles sobre las condiciones por medio de las cuales se consiguió el acuerdo de paz.

“A pesar de haber firmado el tratado que termina con la hostilidad, no estamos ilusionados con la idea de que será fácil implementarlo”, dijo Nhial Deng, jefe negociador del Gobierno.

Para Seyoum Mesfin, el jefe mediador de la Autoridad Intergubernamental de Desarrollo de África Oriental (IGAD), la situación no cambiará demasiado.

“Creo que los retos de la posguerra serán más grandes que los de la guerra misma. El proceso será impredecible y delicado”, dijo Mesfin.

Los enfrentamientos surgieron en el país más joven de África el 15 de diciembre del año pasado cuando el vicepresidente, Riek Machar, intentó llevar a cabo un golpe de Estado para derrocar el Gobierno del presidente Salva Kiir. El exvicepresidente niega ahora cualquier responsabilidad.

Riek Machar y Salva Kiir han sido rivales desde que el presidente Kiir derrocó a Machar en julio del año pasado. Además, los dos políticos pertenecen a diferentes etnias. Kiir pertenece al grupo Dinka y Machar pertenece al Nuer.

Las conversaciones de paz se encontraban estancadas por la negativa de Kiir a liberar a 11 seguidores de Machar a los que acusa del golpe de Estado. Los rebeldes aseguraron que la liberación de los detenidos será su principal prioridad durante el alto al fuego.

De acuerdo con informes de las Naciones Unidas, miles de personas murieron en los ataques y más de un millón fueron obligadas a abandonar sus hogares.

AG (dpa, AP, AFP, Reuters)

Publicidad