Gobierno alemán alcanza un acuerdo sobre el salario mínimo por ley | Alemania | DW | 19.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Gobierno alemán alcanza un acuerdo sobre el salario mínimo por ley

El gobierno de coalición de la canciller Angela Merkel alcanzó un acuerdo para implantar un salario mínimo interprofesional de 8,50 euros la hora, confirmó el vicecanciller, Sigmar Gabriel.

"Que el salario mínimo aparezca dentro de poco en el Boletín Oficial es un éxito conjunto del Partido Socialdemócrata (SPD), de los sindicatos y de la Unión (Unión Cristianodemócrata CDU y Cristianosocial CSU)", afirmó.

"Ningún trabajador ganará en un futuro menos de 8,50 euros. Es una medida que afectará a cuatro millones de personas", agregó el líder socialdemócrata sin querer entrar en detalles sobre el acuerdo al que llegaron en la reunión que mantuvieron el martes por la tarde los tres socios del gobierno: Merkel, Gabriel y el presidente de la CSU, Horst Seehofer.

De momento se desconce si se incluirán excepciones a la norma como para practicantes y cargos honoríficos o si se fijará una barrera para menores de 18 años, como solicitó la ministra de Trabajo alemana, Andrea Nahles.

"Debemos evitar que los jóvenes prefieran aceptar trabajos remunerados en lugar de empezar una formación", declaró la ministra socialdemócrata al dominical "Bild am Sonntag". Desde la Unión abogan por fijar en 21 años la edad a partir de la cual se aplicará el salario mínimo. Se espera que el borrador de ley se presente esta semana.

Jubilados, ¿sin salario mínimo?

Algunas voces dentro de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y Cristianosocial (CSU) solicitaron que se excluyera también del salario mínimo a los jubilados o los que tengan uno de los famosos

miniempleos (minijobs), algo que es rechazado por Nahles. "Eso no puede ser. ¿Por qué deben estar peor pagados las personas que son mayores o que trabajan menos horas que otros?", declaró la ministra.

Durante años, Alemania se negó a fijar un salario mínimo por ley y abogó por la autonomía salarial donde los sindicatos eran los encargados de llegar a un acuerdo para fijar salarios mínimos por

sectores, como es el caso del ámbito de la metalúrgica. Sin embargo, el creciente aumento de los trabajos mal pagados y de los famosos mini empleos llevó a los socialdemócratas a convertir el

salario mínimo en su principal caballo de batalla en la lucha electoral del pasado año y en las negociaciones para formar gobierno con Merkel.

CP (dpa, Der Spiegel)

Publicidad