Gobernador de Missouri retiró a la Policía local de Ferguson | El Mundo | DW | 15.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Gobernador de Missouri retiró a la Policía local de Ferguson

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, decidió retirar a la Policía local de Ferguson y le encargó la seguridad a las fuerzas del estado. Nixon consideró que el cambio de comando servirá para reducir la tensión.

Tras varias noches de enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes después de que un adolescente negro desarmado de 18 años muriera a manos de la Policía la semana pasada en Ferguson, Missouri, el gobernador de ese estado, Jay Nixon, retiró a la Policía local y encargó la seguridad a las fuerzas del estado. "Este cambio operativo les dará a todos tiempo para respirar", señaló.

La llamada "Highway Patrol" se ocupa principalmente de vigilar el tránsito, pero interviene también en otros delitos como asesinatos y robos. La Policía de la localidad de Ferguson, de 21.000 habitantes, fue duramente cuestionada por su actuación de los últimos días.

En el condado de St.Louis, en el que está Ferguson, el 67 por ciento de la población es negra, mientras que el 94 por ciento de sus policías son blancos. Tras la muerte del adolescente, el sábado, Ferguson fue escenario de diversas protestas, que en algunos casos terminaron en disturbios y saqueos.

"La Policía no actuó correctamente"

La policía disolvió algunas de estas marchas con gas lacrimógeno y bombas de humo, además de utilizar balas de goma. Varios periodistas fueron presionados por los efectivos para no informar sobre los acontecimientos y al menos dos reporteros fueron detenidos. El jefe policial Tom Jackson admitió luego que "la Policía no actuó correctamente".

El secretario de Justicia, Eric Holder, dijo que los saqueos eran inaceptables, pero admitió a su vez que la policía debería ayudar a tranquilizar la situación y no lo contrario. Holder consideró que los manifestantes pacíficos deben tener derecho a protestar y que los periodistas deberían poder trabajar sin problemas.

Varios cientos de personas volvieron a congregarse el jueves por la noche en Ferguson para una marcha que en principio transcurrió en calma. Los habitantes de la localidad demandan que se dé a conocer quién fue el responsable de la muerte del adolescente Michael Brown.

CP (dpa, rtr)

ADVERTISEMENT