Ghani promete “nueva era” para Afganistán | El Mundo | DW | 22.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ghani promete “nueva era” para Afganistán

El presidente electo apostó por el diálogo y prevé un país en paz, pese a que los talibanes rechazaron el acuerdo de gobierno de unidad.

A una semana de que asuma como presidente de Afganistán, tras cinco meses de dudas por los resultados de las elecciones, Ashraf Ghani (de blanco en la foto) mostró su optimismo por el futuro del país, que será gobernado por él como mandatario y por Abdulah Abdulah, su contrincante en las votaciones, como jefe del Ejecutivo, un nuevo cargo creado merced de un pacto de unidad nacional firmado el domingo en las oficinas del actual presidente, Hamid Karzai.

Ghani dijo este lunes (22.09.2014) que augura un porvenir de paz y sin violencia gracias a un gobierno de unidad nacional. “El futuro es nuestro. Deberíamos construir nuestro propio futuro y dejar de ser dependientes de otros. Es un momento verdaderamente histórico para Afganistán, porque somos testigos de cómo el actual presidente es reemplazado por otro nuevo elegido democráticamente”, apuntó.

“La estabilidad del país es más importante para nosotros. Construyamos esta nación y dejemos el pasado atrás”, agregó Ghani, exministro de Finanzas y político de dilatada trayectoria. La rivalidad entre Ghani y Abdullah amenazaba con desestabilizar completamente al país, poco antes de que la mayoría de las tropas extranjeras presentes en su territorio abandonen Afganistán y traspasen la seguridad interna en su totalidad a las fuerzas locales.

Talibanes se oponen

La crisis electoral se agudizó hace tres meses, cuando Abdulah se negó a aceptar los resultados preliminares que daban la victoria a Ghani y amenazó con retirarse de las elecciones, tras denunciar “un fraude a escala industrial” que fue reconocido por la propia Comisión Electoral, que invalidó el 16 por ciento de los votos emitidos. Ahora ambos políticos compartirán funciones al frente del Ejecutivo.

Sin embargo, las esperanzas de Ghani de un futuro en paz pueden verse truncadas por los talibanes, quienes declararon este lunes que “nuestra guerra continuará, para liberar a nuestro país por completo de la ocupación y para preparar el terreno para un auténtico gobierno islamista”. El acuerdo es una “impostura inaceptable para los afganos” orquestada por Estados Unidos, según Zabihullah Mujahid, portavoz talibán.

DZC (EFE, AFP, Reuters)